Niegan recusación contra magistrado ponente del plebiscito por la paz

En la acción presentada en contra de Luis Ernesto Vargas Silva se manifestaba que existían dudas sobre la rapidez en la que redactó el documento de 300 páginas que fue presentado ante la Sala Plena.

La Sala Plena de la Corte Constitucional negó la recusación presentada en contra del magistrado Luis Ernesto Vargas Silva. En la acción judicial se pedía que el togado se retirara del estudio y debate puesto que tendría intereses personales en que se aprobara la figura para refrendar los acuerdos firmados entre el Gobierno y las Farc en el proceso de paz que se adelanta en La Habana (Cuba).

En la Sala celebrada este miércoles los magistrados acogieron la posición de la presidenta del alto tribunal, María Victoria Calle quien señaló que la recusación presentada no tenía sustento. Debido a esto se da vía libre para el estudio de la ponencia de Vargas Silva que pide avalar el mecanismo aprobado en el Congreso de la República para que los colombianos decidan si están o no de acuerdo con el documento final.

En la recusación presentada por el exmagistrado Jorge Arango Mejía se señalaba que llamaba la atención que en menos de 20 días hábiles Vargas Silva fuera capaz de escribir una ponencia de 300 páginas, teniendo en cuenta que estuvo una semana fuera del país atendiendo un evento académico en Davos (Suiza).

Recalcó que en el documento presentado ante la Sala Plena no se hizo mención alguna a los argumentos presentados por diferentes sectores y expertos en la audiencia pública celebrada el pasado 20 de mayo. En el concepto del accionante la ponencia ya estaba redactada en ese momento, hecho por el cual el magistrado tenía una posición clara antes de la diligencia.

Por la filtración de la ponencia el expresidente de la Corte Constitucional presentó una queja disciplinaria ante la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes en contra del magistrado por haber filtrado a los medios de comunicación la ponencia, con lo que se habría afectado el debate dentro del alto tribunal.