'No existen los desaparecidos del Palacio de Justicia': coronel Plazas

El excomandante de la Escuela de Caballería declaró que fue condenado con "pruebas falsas e inferencias".

“La justicia en Colombia ha sido víctima de la infiltración de los enemigos de Colombia”, con esta frase el excomandante de la Escuela de Caballería coronel (r) Luis Alfonso Plazas Vega cuestionó y rechazó el fallo emitido el pasado lunes por la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá en el cual se le confirmó su condena de 30 años de prisión por los desaparecidos del Palacio de Justicia.

Para el coronel Plazas, durante la operación de recuperación del Palacio de Justicia tomado por el M-19, no tuvo ninguna participación ni responsabilidad en el rescate de los rehenes en el segundo día de la toma, asegurando que su labor allí fue puramente “operacional”.

“Yo estaba en la parte operacional, el coronel Edilberto Sánchez Rubiano (comandante del B-2 del Ejército) tenía su centro de operaciones en la casa del Florero a donde eran trasladadas las personas que eran rescatadas. Él (Sánchez Rubiano) era el encargado de hacer los interrogatorios y los registros”, precisó el coronel en entrevista con la W Radio.

Para el excomandante de la Escuela de Caballería, recordado por explicar ante los medios de comunicación el desarrollo de la operación, fue la Escuela de Artillería comandanda por coronel Carlos Fracica la encargada del manejo de los rehenes, por orden del general Jesús Armando Arias Cabrales.

“Con base en el ruido creado por las falsas pruebas, no tuve manejo de rehenes, ni de su identificación y su suerte. Yo no podía ni puedo responder por las actividades de los otros comandantes", aclaró el coronel Plazas Vega señalando que en el primer día de actividades militares, rescató a unas personas del Palacio y las traslado junto a sus hombres a la Casa del Florero, “de ahí no sé nada más”.

"Yo insisto en que no hay desaparecidos. Quien salió con este cuento fue un policía identificado como Ricardo Gamez Mazuera, quien sí participó en la operación, pero no fue hasta muchos años después de eso que me señaló desde Brasil de haber participado en la desaparición de personas”, manifestó el coronel Plaza, haciendo énfasis en que juicio “pude demostrar que está mintiendo y que sus declaraciones no son confiables”.

El militar rechazó vehemente los señalamientos en los que se le vincula de ser el comandante de la operación de recuperación del Palacio, manifestando que la persona encargada de manejar todas las actividades militares era el comandante de la Brigada XIII general (r) Jesús Armando Arias Cabrales (condenado a 35 años de prisión)".

"Quién dio la orden de ingresar con los vehiculos blindados fue de general Arias Cabrales, quien las recibió del presidente Belisario Betancur, y él en locución presidencial se hizo responsable de todas las tareas, no asumió las irregularidades, pero si yo hubiera desaparecido a alguien era mi responsabilidad, pero aqui hay una mala intención de condenarme sin pruebas", aclaró en la entrevista radial.

El coronel rechazó el hecho de que en el fallo de segunda instancia el Tribunal lo condenara por la desaparición “solamente” de dos personas: la guerrillera Irma Franco y el administrador de la cafetería del Palacio de Justicia Carlos Augusto Rodríguez Vera.

“Ahora resulta que no soy un genocida. Me quitaron de encima a nueve desaparecidos” señaló el militar frente a la decisión del Tribunal Superior de Bogotá de considerar que la desaparició de seis trabajadores de la cafetería del Palacio y tres visitantes ocasionales de la edificación no está totalmente comprobada, como se indicaba en el fallo de primera instancia emitido en junio de 2010 por el juzgado tercero especializado de Bogotá.