"No hay forma de traer el Tesoro Quimbaya a Colombia": Gobierno

Así lo indicó la vicecanciller Patti Londoño Jaramillo; organismos de control, como la Defensoría y la Procuraduría, señalaron que el gobierno debe hacer lo necesario para repatriar este tesoro.

En 1892, 122 piezas de oro fueron enviadas a España con el exclusivo propósito de conmemorar el cuarto centenario del descubrimiento de América.

“No existe un mecanismo que permita a Colombia unilateralmente y de manera coercitiva obligar al Estado español a restituir las piezas que están en Madrid”, así lo indicó la vicecanciller, Patti Londoño Jaramillo, en referencia al Tesoro Quimbaya: 122 piezas arqueológicas que se encuentran en Madrid desde finales del siglo XIX y cuya repatriación fue solicitada por un ciudadano, Felipe Rincón Salgado. Salgado interpuso una tutela para que se le pida el gobierno que

El alto tribunal convocó hoy a una audiencia pública para discutir el futuro de este Tesoro y su posible repatriación; durante la audiencia hubo dos tendencias claras: la del gobierno, que insiste que no hay nada que hacer para traer el Tesoro de vuelta a Colombia, y la de los organismos de control y algunos expertos que piden que el gobierno pida la repatriación de este patrimonio arqueológico invaluable, entregado por el expresidente Carlos Holguín Mallarino a la reina María Cristina de Habsburgo-Lorena, en 1893.

Holguín entregó el Tesoro en retribución a las gestiones adelantadas por España para la resolución de un litigio fronterizo entre Colombia y Venezuela. Para el gobierno, este acto unilateral fue legítimo y Holguín, como representante de Colombia, podía entregar el Tesoro sin consultarle al Congreso.

“Hay que mencionar que el acto unilateral del Jefe de Estado de Colombia en 1893 constituyó una manifestación de voluntad de la República de Colombia, dentro del marco normativo interno vigente, la ser el Jefe de Estado el representante natural y legítimo ante los demás estados. Se trató así de un acto legítimo u revestido de legalidad”, sostuvo la vicecanciller.

En la otra orilla, para los organismos de control y para varios expertos en el tema, Colombia cuenta con las herramientas para pedir la repatriación del Tesoro. “La Defensoría concluye que las 122 piezas constituyen un elemento enriquecedor de la identidad cultural de nuestro país, en el sentido de posibilitar a los pueblos indígenas que perviven en Colombia y la sociedad en general, una relación con sus memorias ancestrales que sin duda deben ser recuperadas”, dijo el defensor delegado Esneider Cifuentes.

Para el demandante, Felipe Rincón Salgado, “la reclamación es un acto de soberanía cultural e histórica. No debemos avergonzarnos ni ser timoratos en reclamar nuestro patrimonio cultural, arqueológico e histórico. Así lo ha hecho Perú, México, Egipto y la misma España, es un tema claro de identidad. (…) Estamos convencidos que el reino de España lo retornará pues es consiente que moralmente el tesoro Quimbaya pertenece al patrimonio de Colombia”.

La Corte Constitucional debe definir, ahora, si le pide a la Cancillería que tome todas las medidas necesarias para la repatriación de este tesoro o no.