"No hubo detrimento patrimonial en transmisión de concierto de Paul McCartney"

El abogado manifestó que las cifras presentadas en el auto de la Procuraduría no corresponden a la realidad.

El abogado Pedro Hernández, quien defiende los intereses del gerente de Canal Capital, Hollman Morris argumentó que en la celebración para el contrato de transmisión del concierto de Paul McCartney no se presentó un detrimento patrimonial como argumenta la Procuraduría Distrital.

En su intervención, el jurista manifestó que las cifras presentadas en el auto disciplinario por el cual su cliente fue llamado a audiencia pública no corresponden a la verdad puesto que se omitieron varios detalles y eventos.

En este sentido explicó que el contrato para la transmisión del contrato el pasado 19 de abril tuvo un valor superior a los 800 millones de pesos “sin embargo se recibieron 1.486 millones de pesos por lo que no hubo superávit”.

El jurista explicó las cifras reales: 733 millones en materia de publicidad, 55 en Free Press y 243 millones en diferentes pantallas gigantes en diferentes ciudades del país, indicando que pese a lo que dice la Procuraduría no existió un detrimento patrimonial.

Igualmente indicó que pese al escrito del Ministerio Público que indica un incumplimiento en el contrato para la transmisión del concierto, se señala que pese a que todo se tenía establecido para transmitir el saludo de McCartney sus dos primeras canciones, dos canciones en la mitad delmismo y el final del concierto, se presentaron inconvenientes en el desarrollo del evento.

“Paul McCartney cambió lo que estaba programado”, precisó el abogado al indicar que el músico británico solamente hizo el saludo a Colombia después de la tercera canción por lo que se cambió el desarrollo de la transmisión y no se pudieron pasar las dos canciones de la mitad.

“El concierto no duró una hora, sino una hora y 11 minutos. No se transmitieron las dos canciones de la mitad, se cambiaron por 11 minutos adicionales, por una canción más al comienzo, es decir hubo un cambio de dos por cuatro”, indicó el jurista en su exposición.

Hollman Morris fue citado a juicio disciplinario por su presunta participación en un detrimento patrimonial puesto que no habría tenido en cuenta los principios de responsabilidad y planeación en la celebración de contratos.

Según la Procuraduría, el Canal Capital invirtió una suma de 903 millones y se obtuvieron ingresos por 733 millones, por lo que hubo un presunto detrimento de 169 millones de pesos, basándose en un informe hecho por la Contraloría de Bogotá.