Caso Odebrecht

Odebrecht: Los cinco delitos del ‘Ñoño’ Elías

La defensa del senador del Partido de La U le restó credibilidad a las declaraciones del excongresista Otto Bula.

En la mañana del próximo viernes el senador del Partido de La U, Bernardo Miguel Elías tendrá que presentarse a rendir indagatoria ante la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia en el marco de la investigación que se le adelanta por su presunta responsabilidad en el denominado escándalo de Odebrecht.

Elías, quien fue capturado en la mañana de este jueves, es  investigado por los delitos de lavado de activos, enriquecimiento ilícito, interés indebido en la celebración de contratos, cohecho y concierto para delinquir. Esto por presuntamente haber recibido millonarias comisiones de la empresa brasileña para beneficiarlos con la entrega de contratos de infraestructura vial.

El abogado Iván Cancino, quien defiende los intereses del congresista, aseguró que la captura los tomó por sorpresa puesto que su cliente siempre ha manifestado su interés de responder a los requerimientos de las autoridades frente a esta y cualquier otra investigación que se le adelante. 

El jurista consideró que lo que se debía hacer era citarlo a indagatoria, la captura –en su concepto- era innecesaria. Cancino explicó que en la reunión que sostuvo en los calabozos del búnker de la Fiscalía General con el congresista se evaluaron cuáles son las pruebas y hechos que existen en su contra.

En este sentido explicó que por el momento el único testimonio que existe en contra de Elías es el del exsenador liberal Otto Nicolás Bula Bula y “su declaración tiene muchas contradicciones, las otras aseveraciones son especulaciones que se han hecho dentro de la investigación”.

“Las declaraciones de Otto Bula hay que mirarlas con lupa puesto que él no ha dicho toda la verdad ante la justicia y esto podría afectarlo si es que aspira a lograr un beneficio jurídico o un acuerdo con la Fiscalía”, manifestó.

Cancino aseguró que el senador está muy tranquilo y espera presentar ante la Corte Suprema sus pruebas y explicaciones sobre estos hechos. Cuestionó el hecho que se ignorara la solicitud presentada por la abogada Silvia Rugeles el pasado viernes y que buscaba que el senador fuera citado a una versión libre.

El senador permanecerá en los calabozos del búnker de la Fiscalía General mientras la Corte Suprema resuelve su situación jurídica, es decir si le abre o no una investigación formal y lo cobija con medida de aseguramiento.