La firma pide pruebas a quienes la acusan de pagar ‘vacunas’

Odebrecht reitera que no pagó extorsiones a las Farc durante 20 años

El gigante de la construcción admite que, entre 1997 y 1998, participó de un procedimiento para la liberar a dos de sus empleados; sin embargo, declara que tal operativo se realizó en coordinación con autoridades colombianas.

Agencia EFE

La firma brasileña Odebrecht, acusada de sobornar a varios gobiernos de Latinoamérica y África para hacerse a millonarios contratos de infraestructura –entre ellos Colombia–, reiteró este jueves que no pagó a las Farc extorsiones o 'vacunas' para desarrollar sus obras en territorios que estaban dominados por la subversión. (Lea: Odebrecht habría dado dinero a las Farc en los últimos 20 años)

A través de un comunicado de prensa, en el que calificó como ‘errada’ la información sobre supuestos pagos a guerrillas en el país, la constructora deja entrever que únicamente pagó por la liberación de dos de sus empleados, quienes habrían sido plagiados en 1997 y 1998. Incluso, afirma Odebrecht, los operativos y procedimientos de liberación se realizaron en coordinación con autoridades colombianas y la Cruz Roja Internacional.

“Odebrecht, en coordinación con las autoridades públicas colombianas, entre ellas la oficina del Zar Antisecuestro, la Cruz Roja Internacional y una firma especializada de seguridad, acordaron el procedimiento para la liberación de los funcionarios (…) Estos secuestros y sus respectivas liberaciones se dieron en el marco de una Colombia que vivía en circunstancias políticas, económicas y jurídicas diferentes a las actuales; una época en la que las liberaciones de los secuestrados, de conformidad con lo establecido en la legislación vigente, se abordaban de forma diferente entre las autoridades y las empresas”, sostiene la firma brasileña.

En el comunicado conocido este jueves, la empresa sostiene que Marcelo Odebrecht detalló, de “forma general”, ante el sistema de justicia de Brasil el pago de secuestros en Iraq, Colombia y Perú, “sin expresar fechas ni circunstancias y en ningún momento hizo relación a otro tipo de pagos”. En esa línea, la compañía sostiene que tales declaraciones “deben ser contextualizadas para evitar interpretaciones erróneas” sobre las políticas y procedimientos de Odebrecht en materia de secuestros y situaciones similares. (Lea: Odebrecht niega en Brasil haber pagado tributos a las Farc)

La organización argumenta que no ejecutó obras en Colombia entre 2003 y 2010, “por lo cual es aún más equívoco el señalamiento de haber pagado sobornos a las Farc durante los últimos 20 años”. Odebrecht insta además a quienes formulan tales acusaciones a presentar las respectivas pruebas y evidencias ante las autoridades.

Hace poco más de un mes, desmintiendo una publicación del portal de noticias brasileño Veja.com, el gigante de la construcción había negado haber entregado dinero a las Farc para garantizar la seguridad de sus obras en Colombia. "Odebrecht desmiente y confirma que la afirmación del reportaje de Veja según el cual la empresa habría realizado pagos a un grupo guerrillero colombiano es una especulación", dijo en su momento la compañía.

Según la publicación brasileña, dos ejecutivos de la compañía admitieron ante el fiscal general de la República que esos pagos, de entre 50.000 y 100.000 dólares por mes, se realizaban a cambio de "permisos" para la realización de obras en las zonas controladas por la guerrilla.

Denominado "impuesto guerrillero" por las Farc, esos pagos eran calificados de "costo operativo" o "tributo territorial" en los balances de la empresa. Ese acuerdo permitió a Odebrecht realizar entre otros trabajos la Ruta del Sol, una autopista de más de 500 km, que une el centro de Colombia con la costa del Caribe.