Oficializan divorcio entre Ingrid Betancourt y Juan Carlos Lecompte

Un juez de familia decretó la ruptura del matrimonio después del acuerdo entre ambas partes.

El juez 15 de familia oficializó este miércoles el divorcio entre la excandidata presidencial Ingrid Betancourt y Juan Carlos Lecompte, tras concretarse un mutuo acuerdo entre las partes, disolviendo de esta manera la sociedad conyugal para siempre.

El fallo fue notificado formalmente por el despacho del Juzgado y ahora se iniciará la etapa de la liquidación de la sociedad conyugal donde se definirán cada uno de los bienes que les corresponderán tanto a Bentancourt como a Lecompte.

Betancourt presentó en enero del 2009 ante el juzgado la demanda para separarse por mutuo acuerdo de Lecompte, con quien se había casado el 17 de octubre de 1997 ante una notaría en Bogotá.

Este juez fue el mismo que el pasado 15 de febrero ordenó el embargo de los bienes de Ingrid Betancourt, accediendo a la petición que, en ese sentido, elevó Juan Carlos Lacompte, dentro del proceso de divorcio. 

El secuestro y embargo decretado por el operador jurídico, incluye las regalías del libro de la excandidata a la Presidencia ‘No hay silencio que no termine’; todo con miras a que el patrimonio de ambos sea tenido en cuenta en la separación de bienes.

Lecompte también pretendía que se embargaran las regalías del primer libro de su exesposa ‘La rabia en el corazón’, además de un apartamento en París y una casa de invierno en los Estados Unidos. Hasta tanto no se dirima la demanda de divorcio, la exsecuestrada no podrá disponer de tales propiedades.

Para Lecompte, todos estos bienes fueron adquiridos por Betancourt en momentos en que la sociedad conyugal todavía estaba vigente; de ahí que pretendiera que se dictaran las medidas cautelares sobre ellos.

La excandidata presidencial fue secuestrada por las Farc el 23 de febrero del 2002 en una carretera hacia el municipio de San Vicente del Caguan, Caquetá, en el marco de su campaña  a la Presidencia y recuperó su libertad el 2 de julio del 2008 en la llamada Operación Jaque.