Publicidad
Judicial 3 Mayo 2013 - 9:50 pm

En 2013 han sido capturados ocho cabecillas de esta bacrim

Las oficinas de Los Urabeños

Con la reciente captura del ‘Negro Orlando’ y la muerte del ‘Negro Sarley’, se dio un duro golpe a la estructura financiera y militar de esta organización criminal.

Por: Redacción Judicial
  • 114Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/judicial/oficinas-de-los-urabenos-articulo-420078
    http://tinyurl.com/c4rxlo7
  • 0
Los Urabeños tienen alrededor de 5.000 hombres, cifra que representa el 67% de los miembros de las bacrim. / Archivo

Los recientes golpes que ha dado la Fuerza Pública en su lucha contra Los Urabeños no sólo han permitido desquebrajar a la organización, sino también disminuir su poder militar y financiero. La reciente captura en Cali de Orlando Gutiérrez Rendón, alias Negro Orlando, y la muerte de Francisco Morelo Peñata, alias Negro Sarley, han debilitado a esta organización que, según el Ministerio de Defensa, controla el 67% de los hombres que hacen parte de las bacrim.

La ofensiva contra Los Urabeños les dejó en claro a las autoridades quién pasó a ser la prioridad del Estado: Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel. Este hombre, que lleva más de 25 años inmerso en el conflicto colombiano, pasó en un principio por las filas de la guerrilla, luego por los bandos paramilitares del clan Castaño y finalmente llegó a dirigir la organización criminal más grande del país, la que bajo a su mando tiene alrededor de 5.000 hombres.

La muerte del Negro Sarley generó una fisura en el tráfico de droga de Los Urabeños. El hombre de confianza de Otoniel manejaba mensualmente 2.000 contenedores de cocaína en el puerto de Colón (Panamá), que eran enviados a Norteamérica, Centroamérica y Europa. Según las autoridades, manejaba las rutas del narcotráfico en Colombia y tenía contacto con organizaciones mexicanas. Además, tenía personal que se hacía cargo del tráfico en países como España y Australia.

Pero más importante fue la captura de Negro Orlando, este jueves 2 de mayo, que dejó al descubierto la forma como Los Urabeños reclutaron las oficinas de cobro sobrevivientes del extinto cartel del Norte del Valle, que anteriormente estaban repartidas entre Machos y Rastrojos. El poder de estas pequeñas disidencias era tal que aunque Otoniel las vinculó a su organización, tenían un manejo totalmente independiente.

Los hombres que controlaban estas oficinas eran: el Negro Orlando, que la tenía ubicada en el barrio El Caney (Cali) y fue el encargado de desaparecer a Los Machos en Buenaventura; y Héctor Mario Urdinola Álvarez, alias Chicho Urdinola, sobrino del extinto narcotraficante Iván Urdinola y quien además fue el autor intelectual del asesinato de Lorena Henao, esposa de Urdinola, para evitar que Los Rastrojos recuperaran el control del norte del Valle. Hoy Chicho Urdinola está capturado.

La última persona de mayor importancia en la estructura económica y militar de Los Urabeños que está en el radar de las autoridades es alias Martín Bala, hombre de confianza de uno de los narcos más importantes del cartel del Norte del Valle: Víctor Patiño Fómeque. Martín Bala fue quien heredó el imperio de Patiño Fómeque, capturado en 1995, extraditado en 2002, recientemente de vuelta al país, y cuya familia fue asesinada mientras él se encontraba colaborando con la justicia estadounidense.

Estos tres hombres, Chicho Urdinola, Negro Orlando y Martín Bala, se hicieron visibles para las autoridades después del asesinato de la viuda de Urdinola, Lorena Henao, y la masacre de 10 personas en Buenaventura que al parecer pertenecían a Los Machos. Estos tres hombres fueron la sombra del poder detrás de Los Urabeños, y con la captura de dos de ellos queda en evidencia la ofensiva del Estado para combatir a las bacrim. Este año la Fuerza Pública ha logrado poner tras las rejas a 961 miembros de estas organizaciones, entre los que se encuentran ocho cabecillas de Los Urabeños.

 

  • 43
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • El canal interoceánico de Nicaragua visto desde China
  • La frontera del olvido

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • El día que Jean-Claude Van Damme decidió bailar el 'Ras tas tas'
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio