ONG pide "reparación integral" para familiares de niños asesinados en Tame

Humanidad Vigente consideró que el Estado debe velar por la indemnización y reparación simbólica en este hecho por el cual fue condenado un militar.

Por medio de un comunicado, la ONG Humanidad Vigentes manifestó que el Estado debe velar por una reparación integral para los familiares de los tres niños asesinados en zona rural del municipio de Tame, Arauca, en octubre de 2010.

La ONG manifiesta que además de la indemnización a la que tienen derechos los familiares de los menores de edad, el Estado se debe comprometer a la búsqueda de una verdad y una reparación simbólica como el perdón público (Ver Demandan al Estado por $15 mil millones por caso de niños asesinados en Tame).

Igualmente señala que el Ejército Nacional debe implementar programas que garanticen la no reparación de este tipo de casos, así como la puesta en marcha de un programa de atención psicosocial a las víctimas y sus familiares y alternativas de inclusión social.

“Así mismo, estas solicitudes de Reparación Integral exigen el fortalecimiento de las políticas de formación y cero tolerancia al interior de las Fuerzas Militares, las medidas de investigación, control y sanción para que sean más efectivas”, precisa uno de los apartes del comunicado.

Según Humanidad Vigente, cerca de 20 familiares de los menores se vieron afectados de manera directa e indirecta “a través de los daños materiales, inmateriales, morales subjetivos, violaciones a los derechos fundamentales, daños a la vida en relación, graves alteraciones a las condiciones de existencia de acuerdo a los estándares dispuestos por el Consejo de Estado y la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

Por estos hechos, una juez de conocimiento de Bogotá condenó a 60 años de prisión al subteniente del Ejército, Raúl Muñoz Linares por los delitos de doble acceso carnal violento y triple homicidio agravado.