ONU advierte desplazamiento de 103 personas en Barbacoas, Nariño

Entre los afectados, que provienen de la vereda Cumaide, se encuentran 61 niños y un número indeterminado de adultos mayores y madres gestantes.

Archivo El Espectador - Referencia

Vuelve y juega. La Oficina para Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA, por sus siglas en inglés) advirtió de un nuevo desplazamiento masivo en el municipio de Barbacoas (Nariño). Los afectados son 103 personas (33 familias) de la vereda Cumaide, que tuvieron que abandonar sus hogares por cuenta de un enfrentamiento entre el Ejército y un grupo armado “sin identificar”.

De acuerdo con el organismo, se trata de una situación que se remonta al 7 de septiembre, cuando los habitantes tuvieron que desplazarse hacia la cabecera municipal como mecanismo de protección. Al parecer, la causa del enfrentamiento habría sido un operativo de las autoridades para la liberar a un secuestrado que se encontraba en poder del grupo armado.

“Entre los afectados se identifican 61 niños y niñas, y un número indeterminado de adultos mayores, madres gestantes y lactantes. Las familias afectadas se encuentran albergadas en un salón comunitario y en casas de familiares y amigos. A la fecha no se ha consolidado el censo, razón por la cual el número de familias afectadas podría incrementar cuando finalice este proceso”, advirtió la OCHA.

Información recopilada por el Comité Municipal de Justicia Transicional (CMJT) señala que se identificaron necesidades como albergue, protección, agua, saneamiento e higiene, educación en emergencia, salud y seguridad alimentaria y nutricional.

La situación es atendida por la Alcaldía de Barbacoas, que pidió asistencia de la Gobernación de Nariño y la Unidad de Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV) para atender a la comunidad afectada. Se espera que este 15 de septiembre comience la atención.

“El 8 de septiembre, la Alcaldía apoyó con $300.000 para la entrega de alimentos a las primeras familias en llegar a la cabecera municipal (84 personas); sin embargo, este monto fue insuficiente dado el número de personas desplazadas. El mismo día, la Personería municipal entregó 15 cobijas para los niños, niñas y madres gestantes. El Hospital local desde el programa de atención psicosocial y salud integral a víctimas (PAPSIVI), realizará en los próximos días atención en salud física y psicosocial”, manifestó la ONU.

También se han entregado alimentos y organismos como NRC, Diakonie y la Corporación Infancia y Desarrollo desplegaron personal a la zona para llevar a cabo una evaluación de necesidades a toda la población afectada.

Hace cerca de un mes, la OCHA alertó también del desplazamiento de 92 personas como consecuencia de las amenazas impartidas por un grupo armado ilegal. La situación se presentó en la vereda Teraimbe, cuya población denunció intimidaciones y amenazas.