Ordenan buscar a menores abusadas sexualmente por militares de EE.UU.

El ICBF rechazó con vehemencia los hechos, que involucran a 53 menores que fueron abusadas por soldados y contratistas norteamericanos en territorio colombiano.

Las víctimas fueron abusadas durante la ejecución del Plan Colombia, entre 2003 y 2007, "quienes además filmaron y vendieron las cintas como material pornográfico", señala el informe. /iStock

Luego de que el "Informe de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas" revelara que al menos 53 menores de edad colombianas fueron violadas por soldados y contratistas de EE.UU. –quienes grabaron los abusos y vendieron los videos como material pornográfico– el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) repudió los hechos y ordenó buscar a las víctimas.

De acuerdo con la directora de la entidad, Cristina Plazas, fue dada la orden de empezar el proceso de búsqueda de las niñas y adolescentes que fueron abusadas, en hechos ocurridos entre los años 2003 y 2007.

Plazas instó a las víctimas a que denuncien hechos de este calibre, mientras expresó rechazó a estas conductas.

El estudio –de 809 páginas y publicado en febrero pasado– fue encargado a 12 expertos, seis seleccionados por el Gobierno y otros seis por las Farc, en el marco de los diálogos de paz que llevan a cabo en La Habana desde noviembre de 2012.

En el apartado elaborado por Renán Vega Cantor, profesor titular del departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Pedagógica Nacional, se recogen esos abusos que fueron cometidos en Melgar y Girardot, próximas a la base militar de Tolemaida, la más importante de Colombia.

En esas dos poblaciones, 53 menores fueron abusadas por soldados y contratistas norteamericanos en territorio colombiano durante la ejecución del Plan Colombia, entre 2003 y 2007, "quienes además filmaron y vendieron las cintas como material pornográfico", siempre según el informe de Vega.

También en Melgar, un contratista y un sargento de Estados Unidos, cuyo nombre no facilita, violaron a una niña de 12 años en el 2007, agrega el informe, que no detalla las fechas en las que ocurrieron los otros abusos.

Vega asegura que hay "abundante información sobre la violencia sexual, en total impunidad" que cometieron los estadounidenses en Colombia, que califica como "imperialismo sexual" y considera que "forma parte de un comportamiento sexista y discriminatorio".

"Esta impunidad es posible gracias a los acuerdos bilaterales y a la inmunidad diplomática de los funcionarios de Estados Unidos", según el profesor universitario.