Ordenan restitución de predios despojados a campesinos por los paramilitares

Un juez ordenó la restitución de 164 hectáreas de la finca Las Tangas a 22 familias campesinas.

El juez segundo civil especializado en Restitución de Tierras ordenó la devolución de 164 hectáreas de tierras a 22 familias campesinas víctimas del despojo de predios en la hacienda las Tangas, en el departamento de Córdoba por parte de los hermanos Castaño Gil.

El predio fue adquirido de manera irregular por Fidel Castaño Gil en el año 1983, y desde ese momento se convirtió en uno de los centros para la planeación de los proyectos de extensión de los grupos paramilitares en varias regiones el país.

Pese a que finales de los años 90, Castaño Gil entregó este bien a las autoridades, las amenazas y presiones por parte de Diego Fernando Murillo, alias ‘Don Berna’ provocaron el desplazamiento de los campesinos quienes vendieron sus tierras a precios irrisorios.

Con las pruebas presentadas por la Unidad de Restitución de Tierras de Córdoba, el juez determinó la nulidad de los negocios jurídicos que habían permitido el despojo.

En un comunicado de prensa, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural se refirió a Las Tangas como "la de mayor importancia histórica en el proceso de formación, consolidación y subsiguientes transformaciones del proyecto paramilitar de la Casa Castaño".