'Permitir el matrimonio gay es condenar a la humanidad a su extinción'

Esto en un concepto enviado a la Corte Constitucional que estudia una ponencia presentada por el magistrado Jorge Iván Palacio en la que se pide permitir que los menores puedan ser adoptados por parejas homosexuales.

“Considerar que las parejas homosexuales puedan celebrar matrimonio, que en algunas culturas es el origen ideal de familia, es condenar a la humanidad a su extinción y auspiciar el más eficaz medio de control natal puesto que estas parejas son por naturaleza insuperable infértiles”. Estas declaraciones hacen parte del concepto enviado por la Academia Colombiana de Jurisprudencia a la Corte Constitucional dentro del proceso por una demanda interpuesta por el abogado Sergio Estrada Vélez, de la Universidad de Medellín, para que se le permita a los menores sin hogar ser adoptados por cualquier tipo de familia, incluyendo las parejas homosexuales.

La Academia indica que, si bien la Corte ha dicho que la familia homosexual debe ser considerada como familia, “no es menos cierto que, de acuerdo con lo expuesto por colectivo LGBTI en la demanda, una familia homosexual es diversa o lo que es lo mismo desigual, disímil, dispareja, y si es desigual frente a la familia heterosexual, va en contra de toda lógica elemental, lógica que está vigente, que no puede ignorarse, que afirmen que son iguales y que tienen derecho a los mismos derechos”.

Y sostiene que “en las actas de la Constitución de 1991 no hay una sola referencia a la posibilidad de que las parejas del mismo sexo puedan construir familia y menos que puedan celebrar matrimonio” y menciona que si la Corte repiensa el verdadero significado del artículo 42 de la Carta no puede sino concluir que “las parejas del mismo sexo podrían ser familia diversa, atípica, en nada semejante a la formada por matrimonio ceremonia o matrimonio consensual”.

Señala que “los homosexuales han contratado sus propios benefactores para que opinen a su favor (…) Las parejas heterosexuales se defienden solas. Por su vigencia como garantes de la subsistencia de la especie y de la crianza de los hijos desde el comienzo de la vida humana”. De la misma forma sostiene que con la demanda se busca que la Corte asuma unas competencias que no son suyas sino del Legislativo.

El concepto, conocido por El Espectador, hace parte de la ponencia presentada por el magistrado Jorge Iván Palacio y revelada por este diario, en la que se pide que el alto tribunal avale que los menores de edad sin hogar sean adoptados por familias homoparentales. Esto al concluir que “la adopción de niños por personas con orientación sexual diversa, en general, y por parejas del mismo sexo, en particular, no afecta por sí misma el interés superior del menor, ni compromete de manera negativa su salud física y mental o su desarrollo integral”.

De acuerdo con el magistrado Palacio, esto concluyen “las experiencias recogidas del derecho comparado, entre las que se destacan decisiones legislativas y fallos de tribunales internacionales donde siempre se ha tenido en cuenta la primacía de los derechos de los menores y la evidencia probatoria debidamente acopiada”. Se espera que hoy haya una decisión al respecto; sin embargo, se da por descontado que va a haber un empate entre quienes se han mostrado de acuerdo con la adopción por parte de parejas del mismo sexo, los magistrados Luis Ernesto Vargas, Gloria Stella Ortiz, María Victoria Calle y Jorge Iván Palacio, y quienes no, los magistrados Luis Guillermo Guerrero, Gabriel Eduardo Mendoza, Martha Sáchica y Jorge Pretelt. Se espera que el magistrado Mauricio González Cuervo se declare impedido para hacer parte de la discusión por haber sido uno de los autores del Código de Infancia y Adolescencia.

Ante un posible empate, la Corte tendría que llamar a un conjuez para que dirima el conflicto, como ocurrió con una primera demanda que buscaba, en ese caso, que la Corte le abriera la puerta a la posibilidad de que las parejas homosexuales adopten, posibilidad que fue negada por el alto tribunal en una reñida decisión a finales de febrero pasado.
 

[email protected]
@juansjimenezh