"Las personas del mismo sexo tienen derecho a casarse sin que nadie pueda impedírselos"

El magistrado de la Corte Constitucional, Alberto Rojas Ríos aseguró que el alto tribunal tuvo que intervenir en el tema después que el Congreso no legislara.

Fueron en total 18 proyectos los que se presentaron ante el Congreso de la República entre 1999 y 2015, sin embargo ninguno fue debatido y uno solo pasó a votación. Fue por esta falta de legislación en este tema que la Corte Constitucional tomó cartas en el asunto para reconocer los derechos de la comunidad LGBTI.

El magistrado de la Corte Constitucional, Alberto Rojas Ríos aclaró que la Corporación le ha reconocido los derechos fundamentales a este “grupo poblacional” dejando en claro que la orientación sexual de las personas no las hace diferentes. En su concepto todos son iguales ante la ley y tienen los mismos derechos y deberes.

Debido a esto se ha protegido los derechos a la unión marital de hecho, seguridad en pensiones y alimentación. Para Rojas Ríos la Constitución Política de 1991 hace expresa referencia a la protección y respeto de los derechos humanos”, consigna que ha sido atendida por la Corte en estos fallos.

“Por distintas razones los derechos de las parejas del mismo sexo no han sido reconocidas en el Congreso”, sostuvo el magistrado. En este punto aseguró que no se le puede dar un trato diferenciado a las parejas conformadas por personas del mismo sexo y a las heterosexuales.

“El matrimonio es un derecho fundamental bien sea entre parejas del mismo sexo o heterosexuales, las personas son autónomas de escoger a la persona con quién se quiere sostener un vínculo permanente para el resto de su vida, es algo íntimo”, precisó el ponente del fallo que le abrió la puerta a las parejas homosexuales para casarse.

Para Rojas Ríos las parejas homosexuales pueden casarse “sin que  nadie pueda impedírselos”. Finalmente indicó que en los 25 años de la Constitución las cosas han cambiado mucho. “la solidaridad en vez del egoísmo, la participación democrática en vez del autoritarismo, transformación social”.