Policía golpea red logística de 'Los Urabeños'

Decomisó droga que en el mercado podria costar alrededor de US$75 millones.

En Turbo, Antioquia,  fue ubicado su centro de acopio y envío de clorhidrato de cocaína vía marítima e incautadas tres toneladas del alcaloide de alta pureza.

Gracias a la información brindada por una fuente humana se tuvo indicios de la ubicación del centro de acopio para actividades relacionadas con el narcotráfico de la banda criminal de “los Urabeños” en límites entre Antioquia y Córdoba.

Estas acciones delictivas las coordina directamente Francisco José Morelo Peñate, alias “el Negro Sarley”, por quien el Gobierno Nacional ofrece hasta $1.200.000.000 en recompensa, y quien es considerado actualmente el segundo cabecilla de la banda criminal de “los Urabeños”, y por ende, hombre de confianza de Dairo Antonio Úsuga David, alias “Otto”.

La información es analizada por especialistas en “inteligencia” de la Dirección de Antinarcóticos, quienes tras una rápida acción de filtración lograron ubicar una finca en la vereda Punta Piedra, jurisdicción del municipio de Turbo en el departamento de Antioquia.

El trabajo investigativo arrojó que el predio rural era utilizado como centro de acopio y de envío de clorhidrato de cocaína al exterior, aprovechando la cercanía al mar.

La droga, era embarcada en horas de la noche en lanchas tipo “Go fast”.

Con el trabajo de inteligencia adelantado se decide montar una operación de asalto para copar la infraestructura; la cual se lanza en horas de la madrugada del día de ayer siendo dirigida por los Comando Jungla de la Institución.

El lugar fue inspeccionado, encontrando en una bodega aledaña una caleta subterránea, que servía para ocultar la droga. En la misma, se encontraron varios paquetes rectangulares, que fueron sometidos a la Prueba de Identificación Preliminar Homologada, PIPH, dando positivo para clorhidrato de cocaína con un peso neto de 3. 000 kilos.

Con el decomiso, la Policía calcula que se logró una afecatción financiera a la organización del al menos US$ 75 millones, valor que alcanzaría la droga en el exterior.

Pero lo más importante, se dejaron de distribuir y comercializar, en promedio, 2.600.000 dosis de cocaína a través del microtráfico y el narcomenudeo.

En el lugar se logró incautar material de guerra comprendido en tres fusiles y abundante munición.