Policías estarían involucrados en la muerte del patrullero Jairo Díaz

El uniformado habría sido retenido por miembros de 'Los Luisitos' bajo el conocimiento de los policías del CAI Villa Nidia.

La muerte del patrullero Jairo Díaz, quien desapareció desde el pasado 27 de enero en los cerros nororientales de Bogotá en el sector de Villa Nidia, era hasta ahora un misterio. Las primeras versiones señalaban a "Los Pascuales", una organización delincuencial, como los responsables del crimen. Sin embargo, tres de sus compañeros también estarían involucrados en el asesinato.  

Un grupo de policías habrían estado detrás de la extraña muerte del patrullero Díaz, quien desapareció tras atender un llamado de la comunidad, atemorizada por la supuesta presencia de hombres armados en la parte alta del sector Santa Cecilia y Cerro Norte, en la localidad de Usaquén, nororiente de la capital.

Ese día, el joven de 24 años, junto con otros dos patrulleros, subió a la zona y en un punto del camino decidió separarse para seguir su tarea. Nunca se volvió a saber de él. Lo único que los equipos de búsqueda hallaron 24 horas después, fue su chaleco abandonado entre la maleza.

Ocho días duró la búsqueda del patrullero de la Policía. Su cuerpo fue hallado en una quebrada localizada en la calle 162A con carrera cuarta, barrio Arauquita, cerca del lugar donde desapareció.

Según se ha podido establecer, el uniformado habría sido retenido de manera ilegal por integrantes de la banda 'Los Luisitos' bajo el conocimiento de los policías del CAI Villa Nidia.

Esta información fue entregada por uno de los integrantes de la banda delincuencial de "Los Pascuales", que delinquen en la zona y que habrían conocido detalles sobre estos hechos.

El abogado Federman Ocampo, quien defiende a uno de “Los Pascuales” aseguró que en la diligencia rendida ante un fiscal de Vida indicó que tres patrulleros que tienen vínculos con esta banda delincuencial y tienen conocimiento sobre estos extraños hechos.

"Mi cliente le dio los nombre al fiscal de los patrulleros que al parecer están implicados en este asunto (...) Inicialmente se trata de tres patrulleros uno es el patrullero de apellido Castro, el otro es de nombre Rubio y al otro lo apodan 'El Paisa'", precisó el jurista.

El profesional del derecho reiteró que sus clientes tienen conocimiento sobre estos hechos y las personas que participaron en los mismos. "Dicen que al patrullero lo tuvieron secuestrado tres días en el barrio por los mismos funcionarios de la Policía".

Según la información entregada a la Fiscalía, el patrullero Díaz habría participado en la incautación de un cargamento de marihuana y parece que "no queda claro si la Institución lo felicitó por este operativo o lo sancionaron, porque lo enviaron a la boca del lobo a este sitio tan peligroso".

Según el testimonio, estos patrulleros con la ayuda de otra banda que delinque en la zona de Codito secuestraron al patrullero "después al parecer recibió unos golpes y fue lanzado a un caño", por lo que será la Fiscalía la encargada de estudiar estos elementos materiales probatorios y definir los móviles del crimen.

"Mis clientes están dando esta información con el fin de colaborar con la justicia, pero causa extrañeza que la Fiscalía no está interesada en firmar ningún preacuerdo ni reconocerles ningún beneficio judicial (...) Al parecer los agentes de la Sijín estarían amenazando a uno de los testigos presenciales que si se ponen a delatar y a decir nombres pues los van a asesinar"
, indicó el jurista al señalar que esta persona no cuenta con la protección necesaria.