La primera gran prueba para el general Palomino

El próximo lunes 19 de agosto se realizará un paro nacional que reunirá diferentes sectores de la economía.

Quince mil hombres de la Policía se desplegarán en los municipios que serán afectados por el paro nacional del próximo lunes 19 de agosto. Equipos de las Fuerzas Militares y la Fiscalía se unirán para judicializar a quienes generen bloqueos en las vías, siguiendo la orden que dio el Ministerio de Interior esta mañana. Así se lo confirmó a El Espectador el mayor general Luis Pérez Alvarán, director de seguridad encargado de la Policía.

Según se ha anunciado, sectores económicos como el agrícola, minero, de transporte, distintas organizaciones campesinas, empleados del sector de la salud, entre otros, fueron convocados a manifestarse porque de acuerdo con ellos el gobierno no ha accedido a sentarse a dialogar con ellos. Dentro de su pliego de peticiones están la rebaja de precios en los combustibles y agroinsumos, políticas de crédito especial para el sector agropecuario, control de las importaciones, las consecuencias del contrabando y los protocolos fitosanitarios, la defensa de los territorios en torno a la explotación minera y la promoción de una reforma agraria.

Según el oficial Pérez Alvarán, quien estará frente a la operación el próximo lunes, el director de la Policía, general Rodolfo Palomino, está acostumbrado a manejar este tipo de situaciones. “Él viene de manejar las manifestaciones que se dieron en el Catatumbo, estuvo en el paro de transportadores, también en el del sector petrolero. Él lo que tiene es un cúmulo de experiencias que nos está dando a nosotros para hacerle frente a este paro nacional”, afirmó.

El general Palomino ha venido señalando que se están adelantando operaciones conjuntas entre la Policía y la Fiscalía para formar equipos que judicialicen a quienes generen bloqueos durante el paro. El general Luis Pérez explicó además que este trabajo coordinado entre las Fuerzas Militares, la Fiscalía y la Policía busca minimizar brotes de violencia y los estragos que seguramente causará el bloqueo. Para eso se dispusieron diferentes operativos sobre las vías, atendiendo lugares donde se pueden presentar disturbios.

“Ya tenemos el número de ciudades en las cuales se van a hacer movilizaciones, determinamos los ejes viales que puedan ser afectados y más de 15 mil hombres de la Policía estarán disponibles para atender todo lo que tiene que ver con el paro”, concluyó el alto oficial consultado por este diario, Luis Alberto Pérez Alvarán.
En este contexto, el ministerio del Interior emitió una circular este viernes dirigida a alcaldes, gobernadores y secretarios de gobierno requiriéndoles adoptar las medidas preventivas y correctivas necesarias para mantener el orden público. Así mismo, les solicitó amparase en la Ley de Seguridad Ciudadana, específicamente el artículo 353, que menciona las sanciones (prisión de 24 a 48 meses y multas de 13 a 75 salarios mínimos) en las que incurrirían las personas que obstruyan las vías públicas y afecten el orden público.

Por medio de una carta, el ministro Fernando Carrillo reiteró el respeto al derecho que tienen los colombianos de ejercer la protesta ciudadana, pero dentro de los parámetros constitucionales, e insistió en que la fuerza pública ya conoce la instrucción de aplicar el marco legal. De la misma forma, el documento invitó a los manifestantes a que demuestren que pueden participar “democráticamente del derecho a la protesta, sin afectar ni vulnerar el colectivo de ciudadanos”.