En firme sanción a exfuncionaria de la Procuraduría por interceptaciones ilegales

En el fallo se establece que incurrió en una extralimitación en el ejercicio de sus atribuciones con vulneración al derecho a la intimidad personal.

En fallo de segunda instancia, la Procuraduría General dejó en firme la sanción disciplinaria de destitución e inhabilidad por 12 años para ejercer cargos públicos a la exdirectora de funciones especiales del Ministerio Público, Luz Dary Henao Acosta, investigada por ordenar la interceptación de líneas telefónicas de funcionarios.

En este caso se consideró que Henao ordenó la interceptación de teléfonos de la Procuraduría sin contar con un auto de apertura de indagación preliminar o una investigación disciplinaria que se adelantara.

Ante esto se indicó que la funcionaria coordinó las medidas de interceptación de sin que mediaran elementos de motivación fundada, afectando los derechos constitucionales de los involucrados en su intimidad personal y formas de comunicación.

Con los elementos materiales probatorios se pudo determinar que la exfuncionaria incurrió en extralimitación en el ejercicio de sus atribuciones con vulneración al derecho a la intimidad personal, los cuales se encuentran establecidos en la Constitución Política y el manual de funciones para los empleados de la Procuraduría General.

En el fallo se indica que el 20 de octubre del 2008 la funcionaria ordenó la interceptación de líneas privadas de los despachos de los procuradores para escuchar sus conversaciones privadas.

Al revisar las pruebas se determinó que los procuradores que fueron 'chuzados' adelantaban importantes procesos disciplinarios durante la administración de Edgardo Maya Villazón como Procurador General de la Nación.