Procuraduría aplazó audiencia a exgobernador de Casanare por irregularidades en contratación

El organismo indaga a Nelson Ricardo Mariño Velandia por un convenio, suscrito con la Empresa de Acueducto de Yopal (Casanare), que pretendía la construcción de cuatro pozos para el abastecimiento de aguas subterráneas.

Yopal estuvo sin servicio de agua desde 2011 hasta 2016. Aún tiene problemas en el servicio. Archivo

Para el próximo 28 de marzo quedó programada la audiencia pública de la Procuraduría en contra de Nelson Ricardo Mariño Velandia, exgobernador del Casanare, y Helver Rossell Martínez Bohórquez, exgobernador encargado, por las supuestas irregularidades que se habrían dado en un contrato celebrado en junio de 2012 entre la Gobernación del Casanare y la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Yopal por $22.752 millones.

Se trata de un convenio que tenía como propósito la construcción de cuatro pozos profundos para el abastecimiento de aguas subterráneas para el municipio de Yopal (Casanare). Según el Ministerio Público, Nelson Ricardo Mariño suscribió el contrato de construcción y de interventoría sin verificar la capacidad e idoneidad de la empresa de Acueducto de Yopal para la realización del proyecto.

El organismo de control también citó a Gustavo Adolfo Lara Sepúlveda, jefe de la oficina asesora jurídica de la gobernación del Casanare para la época de los hechos.

La Procuraduría cuestiona que la Empresa de Acueducto de Yopal no realizara la obra y, en consecuencia, el entonces gobernador permitiera que la empresa subcontratara otra compañía para realizar la obra. Asimismo, el contrato se habría realizado de manera directa, cuando, según el órgano de control, lo indicado era realizar el proceso de licitación pública.

El Ministerio Público reprochó la oferta de la Gobernación a la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Yopal sin verificar previamente la capacidad, idoneidad y experiencia relacionada con la firma contratista. Los investigados podrán presentar su versión libre de los hechos y solicitar, directamente o a través de sus defensores, la práctica de pruebas para esclarecer los hechos.

La construcción de los pozos consiste en la solución que, desde esa época, la Gobernación del Casanare le ha dado a los habitantes de Yopal, producto del derrumbe del cerro Buena Vista que cayó encima de la planta de acueducto en mayo de 2011 y dejó a toda la ciudad sin agua. Tanto la Alcaldía como la Gobernación han dado soluciones rudimentarias sin atacar el problema de fondo.

Incluso, a la fecha, no se ha terminado la planta de tratamiento definitiva, pero las autoridades locales manifestaron que estará lista a finales de este año.