Procuraduría destituyó a cinco militares por asesinato de dos indígenas guajiros

Así lo determinó el Consejo de Estado al rechazar una tutela interpuesta por la organización.

La Procuraduría General destituyó e inhabilitó por 20 años para ejercer cargos públicos a cinco miembros del Ejército Nacional por su responsabilidad en la muerte de dos indígenas en el municipio de Manaure, Guajira, en hechos registrados en junio de 2004.

Según la investigación adelantada por el Ministerio Público ingresaron a la ranchería “Curichí” en Manaure y les dispararon por la espalda a los indígenas que se encontraban allí.

Ante esto señala la Procuraduría General que según las declaraciones allegadas al proceso se pudo desvirtuar la existencia de un combate como argumentaron los uniformados procesados. 

Las pruebas también indican que “los dos occisos no dispararon arma alguna y que lo relatado por los familiares y amigos tiene credibilidad en su decir que afirma que ellos corrieron por miedo cuando vieron la tropa”.

Los uniformados sancionados son el capitán Luis Fernando Báez Angarita, los sargentos segundos Wilson Octavo Octavo y Emiro Beltrán Osorio, y los soldados profesionales Félix Arrieta Viveros y Edwar Fabián Ramírez Cifuentes. 

Temas relacionados