Ante la Corte Constitucional

Procuraduría pide dejar en firme artículos del Código de Policía sobre perros de razas peligrosas

El Ministerio Público considera que la norma no va en contravía de los derechos a la igualdad.

El Espectador

La Procuraduría General le pidió a la Corte Constitucional dejar en firme los artículos del Código de Policía en los que se hace referencia a la normatividad que deben cumplir los dueños de las razas de perros “potencialmente peligrosas”. El Ministerio Público indica que los lineamientos establecidos en dichos artículos no van en contravía de los derechos a la igualdad.

La norma que fue demandada señala que no se pueden fijar las razas de perros peligrosas puesto que en la práctica todos los perros “pueden mostrar signos de agresividad, convirtiéndoles así en potencialmente peligrosos” por diferentes motivos y circunstancias. (Ver Así se reglamentará la tenencia de perros de “manejo especial”)  

Debido a esto se consideró que se presentó una acción discriminatoria en el caso de los dueños de las razas que fijó el Código. “Los perros se comportan de manera agresiva no por su raza, sino que cualquiera de ellos puede hacerlos por conductas aprendidas, o como resultado de alguna patología orgánica”.

Para los demandantes, el Código de Policía aprobado por el Congreso de la República presenta una desproporcionalidad puesto que se le hacen exigencias a los dueños de ciertas razas, lo que representa una discriminación injustificada. (Ver ¿Perros peligrosos o dueños agresivos?)

Para la Procuraduría, tal trato discriminatorio no viene al caso, hecho por el cual pide dejar en firme los artículos tal y como están. Considera que lista se hizo teniendo en cuenta el tamaño, la fuerza y la mordida de los perros, lo cual pone en riesgo a los demás ciudadanos.

Considera incluso que la lista se podría aumentar teniendo en cuenta “evidencia científica que se obtenga”. Entre las razas “potencialmente peligrosas” se encuentran los American Staffordshire Terrier, Bullmastiff, Dóberman, Dogo Argentino, Dogo de Burdeos, Fila Brasileiro, Mastín Napolitano, Bull Terrier, Pit Bull Terrier, American Pit Bull Terrier, Rottweiler, Staffordshire Terrier y Tosa Japonés. 

El Código fija una serie de normas que deben cumplir los dueños de estos perros como lo son la compra de una póliza de seguro, el uso de bozales y correas. Igualmente, prohíbe que ciertas razas vivan en conjuntos cerrados o propiedades horizontales. La norma establece multas económicas y la incautación del perro.