Procuraduría pidió rechazar demanda de pérdida de investidura contra Roy Barreras

El senador fue señalado de incurrir en un tráfico de influencias al firmar un pacto con comunidades cristianas del Valle del Cauca.

Ante la Sala Plena del Consejo de Estado, una representante de la Procuraduría General que rechace la demanda de pérdida de investidura presentada en contra del senador del partido de la U, Roy Barreras por su participación en un tráfico de influencias.

En su intervención, la delegada del Ministerio Público indicó que no existen pruebas para inferir que el congresista recibiera un beneficio electoral después de haber firmado un supuesto pacto con un grupo de comunidades cristianas del Valle del Cauca.

"No se encuentran los elementos probatorios que permitan inferir que el senador Roy Barreras hubiera incurrido en las causales de tráfico de influencias, indebida destilación de recursos públicos, y conflicto de intereses" aseguró ante los magistrados.

La investidura del congresista fue demandada al considerar que firmó un “pacto” con una iglesia cristiana con el fin de buscar votos a cambio de no votar en el Congreso de la República por proyectos en los que estuvieran relacionados el matrimonio igualitario, el aborto, entre otros.

El 'pacto cristiano' que enreda a Roy Barreras se refiere a que hace tres años el hoy presidente del Senado firmó un acuerdo con una comunidad religiosa en donde se comprometió a no apoyar el matrimonio entre parejas del mismo sexo. (Lea más sobre el ‘pacto cristiano’ de Barreras)

“Demandas absurdas”

A su turno, el congresista aseguró que este proceso es parte de una persecución en su contra mediante la presentación de una serie de “demandas absurdas” con las que buscan que se le decrete la muerte política.

Barreras manifestó que se han radicado en su contra nueve demandas, de las cuales seis ya están cerradas por lo que consideró que está demostrado que no existe ningún argumento en su contra.

“Sobre lo divino y lo humano, en este caso con lo divino. Pero hay otras absolutamente absurdas, que porque pedí la renuncia de los ministros,que porque destituí un sindicalista, que porque le di un permiso a no sé qué o porque no se lo di, son demandas absurdas pero debo responder ante todas”, precisó.

En el caso de la presente demanda, el senador señaló que a alguien no entendió su posición frente a un tema polémico como el matrimonio igualitario y la adopción de niños por parejas del mismo.

En este sentido indicó que al demandante “le pareció que yo no podía ponerme de acuerdo con los cristianos, con los católicos con los agnósticos, con la mayoría de los colombianos que creen como yo que un niño debe tener papá y mamá”.

El expresidente del Senado defendió su posición en el debate celebrado en el Congreso de la República al señalar que no tenía que declararse impedido para participar puesto que no hace parte ni de la comunidad homosexual ni de grupos cristianos. ”Un senador legisla para toda la sociedad”.

“Cuando uno está de acuerdo y es transparente como lo soy yo pues puedo hacer públicos esos acuerdos como se hicieron esos acuerdos más de cuatro años no ahora, claro que estoy de acuerdo con estas comunidades en que hay que preservar unos valores, y una familia respecto de los que no están de acuerdo con nosotros”, le manifestó a los magistrados del tribunal de lo contencioso y administrativo.