Santos afirma que no sería correcto acabar una institución por errores de sus funcionarios

El Presidente de la República se refirió a los señalamientos que se le hacen al magistrado Jorge Ignacio Pretelt, y aseguró que no se puede acabar con la Corte Constitucional porque él haya incurrido en un error o en algo indebido.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pidió este viernes no "caer en la tentación de acabar con las instituciones" por los errores de sus miembros en referencia a la Corte Constitucional del país, azotada por un escándalo de presunta corrupción que afecta a uno de sus magistrados.

Santos se expresó así durante su intervención en el Consejo Regional de Ministros celebrado en Valledupar, en el departamento de Cesar (norte), y subrayó que "las instituciones no delinquen, quienes delinquen son las personas que las componen".

El escándalo que afecta al alto tribunal involucra al magistrado Jorge Pretelt, quien, según una versión del abogado Víctor Pacheco, le pidió 500 millones de pesos (unos 200.000 dólares) para que la Corte Constitucional fallara una acción de tutela a favor de una empresa fiduciaria que el letrado representaba.

Al realizarse esta denuncia, Pretelt dejó temporalmente su cargo de presidente del tribunal Constitucional, que ostentaba desde el pasado 10 de febrero.

Pacheco, abogado de la firma Fidupetrol, contó la historia al magistrado Luis Ernesto Vargas, quien a su vez se la relató a Mauricio González, otro magistrado, que presentó una denuncia contra Pretelt en la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, donde se abrió una investigación.

A raíz del escándalo, los ocho magistrados que componen el tribunal solicitaron a Pretelt que renunciara de manera "inmediata e irrevocable" a la investidura que ostenta para mantener "la credibilidad y la confianza" del país en torno a las decisiones que toma el alto tribunal.

En su intervención, Santos subrayó que, al ser las personas las que delinquen, es contra ellas "contra quienes tenemos que obrar, no contra las propias instituciones. Porque uno de los miembros de esa Corte haya incurrido en un error o en algo indebido, entonces (no podemos) acabar con la Corte Constitucional", puntualizó.

El mandatario sí destacó la necesidad de mejorar la rama judicial, si bien explicó que no se puede "acabar" con ella.

En este sentido, destaco que todos los colombianos juntos deben "buscar la forma para mejorarla a través de los mecanismos que la Constitución y las leyes ofrecen".

En opinión de Santos, es necesario proceder en esa dirección y buscar "corregir lo que no está trabajando bien y fortaleciendo lo que sí está trabajando".

Asimismo, pidió que "le caiga todo el peso de la ley" a aquellos que han actuado de manera incorrecta en cargos de responsabilidad.

"Si hay personas que están incumpliendo su deber, que han obrado mal, pues entonces que les caiga todo el peso de la ley, para eso está la ley, para eso están las instituciones", concluyó.