Publicidad
Judicial 14 Dic 2012 - 11:34 pm

El general en retiro fue condenado por sus vínculos con la mafia

'Santoyo, vergüenza nacional'

El exjefe de seguridad del expresidente Álvaro Uribe se declaró culpable de colaborar con la Oficina de Envigado en mayo. Al parecer, será recluido en una cárcel de mediana seguridad.

Por: Redacción Judicial
  • 591Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/judicial/santoyo-vergueenza-nacional-articulo-392557
    http://tinyurl.com/cd3ghmg
  • 0
  • 590
insertar
General (r) Mauricio Santoyo, condenado a 13 años de cárcel en EE.UU. por sus nexos con la Oficina de Envigado. / El Tiempo

Como una vergüenza para Colombia y sus Fuerzas Militares calificaron en el Congreso de la República al general (r) Mauricio Santoyo. El exjefe de seguridad del expresidente Álvaro Uribe Vélez se convirtió en el primer general colombiano en ser condenado en los Estados Unidos después de que una corte de ese país lo sentenciara a 13 años de prisión por sus vínculos con la Oficina de Envigado.

La condena forma parte de un acuerdo al que llegaron la justicia de Estados Unidos y el general (r) Santoyo, el pasado 20 de agosto. Como parte de ese acuerdo, el exjefe de seguridad de la Casa de Nariño se declaró culpable de colaborar con la mafia. Así se convirtió en el primer general colombiano en ser procesado en ese país.

Ayer, durante la audiencia en la que fue condenado el general en retiro, el fiscal federal para el Distrito este de Virginia, Neil MacBride, sintetizó así lo hecho por el uniformado: “Santoyo aceptó sobornos de los terroristas. Así de simple (…) Abusó de su posición y rompió la confianza del pueblo de Colombia”.

De acuerdo con las autoridades de ese país, entre 2001 y 2008, el exjefe de seguridad de la Casa de Nariño les colaboró a miembros de la Oficina de Envigado, entre otras cosas, alertándolos sobre operativos en su contra, información con la que los criminales lograban evadir el cerco de las autoridades.

En el acuerdo de agosto, Santoyo se comprometió a colaborar con la justicia y “prender su ventilador” a cambio de beneficios jurídicos. “Santoyo debe decirnos cuáles son sus vínculos con otros miembros de la Policía, el narcotráfico y los paramilitares”, indicó al respecto el congresista del Partido Liberal, Simón Gaviria.

Aunque la justicia estadounidense le ha dicho a la Policía de Colombia que no hay más generales investigados por vínculos con la mafia, no se descarta que con las declaraciones de Santoyo la situación cambie y que otros oficiales y políticos sigan la suerte del general en retiro.

Según su comportamiento y la información que el general en retiro le dé a las autoridades de Estados Unidos, su condena podría reducirse, por lo menos, en un 15%. Al respecto, el uniformado le dijo a James Cacheris, juez de la Corte del Este de Virginia: “Reconozco que me equivoqué, que cometí errores y estoy muy arrepentido”.

Y agregó: “Le pido perdón a mi familia por la difícil situación que está viviendo y solicito consideración y benevolencia”. La sentencia no fue muy bien recibida en algunos sectores del Parlamento colombiano. “Es irrisoria esa condena para un oficial que avergüenza a la Policía Nacional y a toda Colombia”, expresó el senador del Partido Liberal, Guillermo García Realpe.

Así se escribe un nuevo capítulo de la historia de este general, hoy considerado vergüenza nacional, pero que en su momento recibió apoyo y condecoraciones de parte de sus jefes y quien, a pesar de los señalamientos en su contra, fue ascendido a general por un Congreso de la República que desestimó las denuncias que pesaban sobre Santoyo por seguimientos ilegales a ONG en Medellín. Hoy todos se “lavan las manos” cuando hablan de Santoyo: el hombre de la Oficina de Envigado en la Casa de Nariño.

 

“Pregúntenle a Santoyo”: Uribe

Desde que se destapó el escándalo del general (r) Mauricio Santoyo, su otrora jefe, el expresidente Álvaro Uribe, ha dicho varias veces que en ningún momento supo de los vínculos de quien fue su jefe de seguridad y que nunca le ordenó o incitó a que se contactara con criminales. “Lo que ha sucedido es grave y frustrante (…) pero a pesar de estos individuos, en nuestro gobierno se desbarataron carteles de la droga, se desmovilizó el paramilitarismo y se debilitó la guerrilla (...) Vayan y pregúntenle a Santoyo, ojalá cuanto antes, o a cualquier general, si alguna vez yo les hice una insinuación indebida, de hecho o de palabra. Pregúntenles”, aseguró el pasado 22 de agosto. Al cierre de esta edición el expresidente no se había pronunciado respecto a la condena de quien durante cuatro años fue el encargado de su seguridad.

 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 590
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio