Semana clave para la Corte Constitucional en el Congreso

Para el próximo martes está programa la audiencia y elección del nuevo magistrado del alto tribunal que reemplazará a Gabriel Eduardo Mendoza. La terna está compuesta por los abogados Martha Paz, Antonio Lizarazo y Rodolfo Arango.

El papel que tendrá la Corte Constitucional para que la implementación del Acuerdo Final es crucial. El alto tribunal tendrá la última palabra para darle vía libre a los cientos de proyectos de ley que se presentarán en el Congreso el próximo año para lograr que lo acordado entre el Gobierno y las Farc sea posible. Pero los cambios que se vienen dentro de la Corte son mayores: cinco de los nueve magistrados terminan su periodo en el primer semestre de 2017 y los reemplazos, hasta ahora, están demorados.

Solo hay uno que ya está andando. A comienzos de noviembre pasado, el Consejo de Estado eligió su terna para reemplazar al magistrado Gabriel Eduardo Mendoza, quien sale de su despacho el próximo febrero. Y el Congreso ya les dio fecha y hora a los candidatos a ocupar este aclamado despacho para que asistan a presentar su hoja de vida. Los abogados Martha Paz, Antonio Lizarazo y Rodolfo Arango, están citados el próximo martes a las nueve de la mañana. (Lea aquí más sobre los perfiles de los candidatos)

Según fuentes consultadas por este diario, la magistrada auxiliar de la Corte Constitucional, Martha Paz, lleva una ventaja en el Congreso con respecto a sus compañeros. Su descendencia costeña sería el punto a favor de la abogada que ha estado vinculada a este alto tribunal durante los últimos 19 años. Lizarazo, por otra parte, tiene el apoyo de varios congresistas cercanos al Gobierno Santos pues fue durante varios años el asesor del gobierno en La Habana. Y Rodolfo Arango compite contra estos dos con una hoja de vida intachable y la “disposición de volverle a servir al país”, como lo escribió en su cuenta de Twitter.

Esta elección solo es una pieza del rompecabezas que se tiene que armar en la Corte Constitucional con urgencia. Además de la salida de Gabriel Eduardo Mendoza, hay otros cuatro magistrados que también deben empacar sus despachos para dejarlos libres antes de julio del próximo años y no se sabe, hasta ahora los nombres de los candidatos de las ternas. Ni la Corte Suprema de Justicia ni la Presidencia lograron presentar sus ternas este año.

La Suprema, por una parte, tiene la tarea de proponer el reemplazo para los magistrados Luis Ernesto Vargas y Jorge Palacio. Sin embargo, cuentan fuentes cercanas al alto tribunal, hay una fuerte discusión que tienen enfrentados a varios jueces. Después de cinco sesiones de Sala Plena, no hubo ningún consenso entre los magistrados y el tribunal decidió que para lograr armar las ternas, van a trabajar por salas para que “cada una lleve un candidato y las propuestas serán discutidas en sala en enero”, explicó la presidenta de la Corte, Margarita Cabello.

Similar es la situación de las ternas que debe presentar el presidente Juan Manuel Santos para reemplazar a los magistrados María Victoria Calle y Aquiles Arrieta, quien completará el periodo de Jorge Pretelt. Fuentes cercanas a la presidencia han explicado que, mientras la Corte Suprema no presente sus candidatos y no se puede hacer una evaluación de los perfiles que pueden llegar hasta la Corte Constitucional, el presidente Santos no va a presentar ninguna terna.

La urgencia de completar este alto tribunal lo más rápido posible requiere de todo el compromiso estatal. Además de ser esta Corte la encargada de ponerle un control a los proyectos de ley para implementar el Acuerdo Final con las Farc, el tribunal tiene procesos de la más alta importancia nacional. Dentro de la lista de decisiones pendientes que quedaron para el próximo año esta: la luz verde para la Ley de Zidres; las dos demandas que presentó el exfiscal Eduardo Montealegre una en contra del Equilibrio de Poderes y otra en la que pide que el acuerdo con las Farc sea declarado como un acuerdo especial y pueda entrar al bloque de constitucionalidad.