Sin rastro de trabajadores mineros secuestrados hace una semana

Sin embargo, los operativos militares continúan.

Pese a un gigantesco operativo de búsqueda, las autoridades siguen este viernes sin ubicar a los cinco trabajadores de una multinacional minera, entre ellos dos peruanos y un canadiense, secuestrados hace una semana en el norte del país por la guerrilla del ELN.

"Los operativos militares en la zona siguen día y noche", dijo Jorge Dávila, cónsul de Perú en Cartagena, región donde ocurrió el plagio.

En la zona se encuentran dos "oficiales de enlace" enviados por el gobierno peruano, indicó el diplomático en declaraciones telefónicas, y afirmó desconocer alguna evolución favorable en la búsqueda de los rehenes.

Las operaciones, que se realizan por tierra y aire, son coordinadas por el coronel Octaviano Bustillo, comandante de la quinta brigada del Ejército, además de que a la zona fue enviadas fuerzas especiales, informó el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

Los peruanos secuestrados son los geólogos Javier Leandro Ochoa Aguilar y José Antonio Manami Saico, en tanto que el canadiense fue identificado como Jernoc Wober, y los colombianos, William Batista y Manuel Francisco Zabaleta.

El plagio ocurrió el pasado 18 de enero en una apartada zona rural de la localidad de Norosí, en el sur de Bolívar, por un comando de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), que posteriormente reivindicó la autoría.

Los rebeldes acusaron al gobierno de haber entregado a empresas extranjeras el 99% de la minería en esa región, en detrimento de la población local, y aseguraron que pretenden "defender los recursos naturales como bien común", según indicaron en un comunicado.

Los operativos en pos de los cautivos permitieron la captura de tres de los presuntos secuestradores, según informó el domingo el presidente Juan Manuel Santos, quien unas horas después de cometido el plagio había asegurado en su cuenta en Twitter que las autoridades tenían "en la mira" a los captores.

Tras el secuestro, la empresa Braeval Mining dijo estar "cooperando plenamente con los esfuerzos de las autoridades para garantizar la seguridad y la salud de sus tres empleados y dos consultores", en un comunicado divulgado en Toronto (Canadá).

Temas relacionados