Sorprendidos 201 extorsionistas delinquiendo desde la cárcel

Las autoridades adelantaron un gigantesco operativo en los 10 principales establecimientos penitenciarios.

En las últimas horas, la Policía, las Fuerzas Militares, la Fiscalía y el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) se tomaron por sorpresa diez cárceles del país.

En la primera fase de esta operación denominada ‘Demoledor’, se logró identificar a 34 presos que venían liderando bandas de extorsionistas desde las cárceles La Picota (Bogotá), Cómbita (Boyacá), Guaduas (Cundinamarca), La Ternera (Bolívar), Las Mercedes (Córdoba), Doña Juana (Caldas), Pedregal (Medellín), Palo Gordo (Santander), San Isidro (Cauca) y La Vega (Sucre).

Asimismo, se reportó la captura de 167 de sus cómplices, quienes eran los encargados de reclamar los giros, producto de las extorsiones.

“Las cárceles no serán santuarios del crimen”, sentenció el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, quien destacó que con este operativo se “frenó el pago de más de 5.000 millones de pesos mensuales en extorsiones”.

Por su parte, el director de la Policía Nacional, general Jorge Hernando Nieto Rojas, reveló que el modus operandi de los delincuentes consistía en hacer llamadas a nombre de cabecillas de grupos al margen de la ley, mediante las cuales pedían medicamentos o equipos de comunicación de difícil adquisición, para que la víctima terminara pagando en efectivo.

Durante la redada en los diferentes pabellones se incautaron 246 celulares, 205 Sim Cards, 25 USB y Micro SD, 4 Modem, 53 cargadores y baterías, 29 agendas con información de posibles víctimas extorsivas y 160 armas blancas.

Mientras que los 34 presos, que efectuaban llamadas extorsivas desde sus celdas, fueron trasladados a una cárcel de alta seguridad, para así impedir que continuaran intimidando a comerciantes, ganaderos, vendedores y hasta a ciudadanos anónimos.