La suerte de las Zidres quedó en manos de un conjuez

Tras un intenso debate jurídico en la Corte Constitucional, el futuro de la ley para el desarrollo de las tierras en Colombia quedó empatada. Germán Quintero será el conjuez que tendrá que definir este expediente.

Hoy se vencía el plazo para que la Corte Constitucional definiera si la ley para implementar las Zonas de Interés de Desarrollo, Rural, Económico y Social (Zidres) era constitucional o no. Después de un intenso debate jurídico en el que se estudió la ponencia del magistrado Luis Ernesto Vargas en la que proponía tumbar varios artículos, la votación quedó empatada. Ahora, Germán Quintero será el conjuez que tendrá que definir el futuro de la apuesta del Gobierno para el desarrollo agropecuario, la productividad y la seguridad jurídica del país.

Quintero Andrade, vicerrector académico de la Universidad Sergio Arboleda y conjuez de la Corte Constitucional para el periodo 2016-2017, tiene en sus manos desempatar la votación de la Corte que no aceptó la ponencia del magistrado Vargas en la que expuso la necesidad de declarar inconstitucional varios artículos de la Ley de Zidres, entre ellos el que decía que se podían modificar las reglas de la Unidad Agrícola Familiar (UAF),  y el que le ponía más trabas a los campesinos que a los empresarios para participar en proyectos Zidres.

El lío jurídico de esta Ley, comenzó en cuanto se empezó a discutir la iniciativa en el Congreso. Congresistas como Iván Cepeda, Inti Asprilla y Jorge Enrique Robledo, se opusieron a la iniciativa del Gobierno y dijeron que se trataba de una medida atrevida en contra de los campesinos del país.