Publicidad
Judicial 28 Mayo 2011 - 9:00 pm

Ley contra 26 años de violencia

Un país con demasiadas víctimas

Desde 1985 a la fecha se pierde la memoria de los horrores de los grupos ilegales y del Estado en el conflicto armado.

Por: Redacción Judicial y Política
  • 352Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/judicial/un-pais-demasiadas-victimas-articulo-273394
    http://www.elespectador.com/noticias/judicial/un-pais-demasiadas-victimas-articulo-273394
  • 0
insertar
Foto: Archivo - El Espectador

No constituye la panacea para frenar la violencia que afecta a Colombia ni mucho menos representa el fin del conflicto armado que agobia al país desde hace cinco décadas. Pero la Ley de Víctimas, que pasa a conciliación la semana que entra, es un paso trascendental para la sociedad y el Estado, porque por primera vez se asume que las víctimas tienen que ser la prioridad de una nación que pretende dejar atrás el azote de la guerra.

Seguramente será difícil de aplicar y no van a faltar quienes la demanden, pero en sí misma la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras representa un avance para reconocer la naturaleza del conflicto armado interno y, al mismo tiempo, comprometer a las fuerzas vivas del país en el camino de la reparación, única vía para empezar a salir del círculo vicioso de las venganzas, los sesgos ideológicos y las arbitrariedades de los señores de las armas.

El límite entre la violencia política y la común será muy complejo establecerlo. De hecho, los crímenes del narcotráfico, mimetizados entre las extremas —izquierda y derecha— tendrán que examinarse en sus justas dimensiones. De todos modos, Colombia irá aprendiendo cómo volcarse hacia las víctimas después de mucho tiempo en que los victimarios fueron protagonistas. A partir de la ley es mucho lo que debe reglamentarse.

Por ahora y a manera de una muestra de las dimensiones del desafío, bueno es mirar hacia atrás y recorrer el camino entre 1985 y 2011 para constatar cómo ha sufrido el país por cuenta de los violentos. No están, ni remotamente, todos los crímenes cometidos. De repente, sólo están reseñados los de mayor impacto social y político. Porque son tantas las víctimas en Colombia en los últimos tiempos, que se necesitarían muchas páginas para registrarlas. Este es un recorrido a la memoria de nuestra tragedia colectiva.

1985

El 6 y 7 de noviembre el M-19 se tomó por asalto el Palacio de Justicia. Las Fuerzas Armadas reaccionaron con toda su capacidad militar y el saldo de esta batalla fue de 100 víctimas mortales y 12 desaparecidos.
Entre noviembre de 1985 y enero del siguiente año un grupo disidente del M-19, llamado Ricardo Franco, produjo una purga en sus propias filas que llevó a la ejecución de 164 guerrilleros. Se conoció como la masacre de Tacueyó.

1986

En una primera oleada de crímenes contra el partido político de la Unión Patriótica, este año fueron asesinados tres congresistas: Leonardo Posada, Pedro Nel Jiménez y Octavio Vargas Acosta.
El cartel de Medellín, que integró el grupo Muerte A Secuestradores (MAS), embrión del paramilitarismo, entre otros asesinó al magistrado Gustavo Zuluaga, al coronel Jaime Ramírez y al director de El Espectador Guillermo Cano.

1987

En una racha de crímenes contra líderes de derechos humanos, educadores y dirigentes de izquierda, fuerzas urbanas de las autodefensas asesinaron a Héctor Abad, Luis Felipe Vélez, Leonardo Betancur, Pedro Luis Valencia, entre otros.
El 11 de octubre fue asesinado el máximo líder de la UP, Jaime Pardo Leal. La justicia concluyó que fue obra de los grupos paramilitares, pero siempre quedó la duda de la actuación de fuerzas aisladas del Estado.

1988

Fue conocido como el año de las masacres. La elección popular de alcaldes disparó la violencia, y los nombres de Mejor Esquina, Honduras, La Negra, Caño Sibao, El Tomate o Segovia, recuerda matanzas paramilitares contra simpatizantes de izquierda democrática.

1989

Año narcoterrorista y de explosión de los grupos paramilitares. La masacre de La Rochela en enero, el crimen de José Antequera en marzo, el magnicidio de Luis Carlos Galán en agosto, el atentado contra el avión de Avianca en noviembre o el del edificio del DAS en diciembre, entre otros crímenes.

1990

El paramilitarismo persistió en crímenes selectivos. La periodista Silvia Duzán o la alcaldesa de Apartadó, Diana Cardona, fueron dos casos. Dos candidatos presidenciales más fueron asesinados: Bernardo Jaramillo y Carlos Pizarro.
Se le conoció como la masacre de Trujillo, pero fue una cadena de casi un centenar de delitos, con igual número de víctimas, donde el paramilitarismo, la Fuerza Pública y el narcotráfico se aliaron para sembrar el terror en este municipio del Valle del Cauca.

1991

De cara a la reforma constitucional, la mafia de Pablo Escobar y sus nexos con los grupos de autodefensa asesinaron al exministro Enrique Low Murtra y a la periodista Diana Turbay, al tiempo que lograron que la Constituyente prohibiera la extradición.
En una propiedad del corregimiento El Palo, en Caloto (Cauca), fueron masacrados 12 indígenas paeces. Fue la cuarta masacre de pueblos indígenas perpetrada en este año por conflictos de tierras.

1992

En marzo, después de dos meses en cautiverio, murió secuestrado por el Epl el exministro de Obras Argelino Durán. Este episodio impune acabó con los diálogos de paz que adelantaba el gobierno Gaviria con los grupos insurgentes.
Después de su fuga de la cárcel La Catedral, Pablo Escobar desató su segunda oleada terrorista. Entre sus asesinatos acabó con la vida de la jueza Miriam Rocío Vélez, quien investigaba sus crímenes políticos.

1993

En su retirada, el capo Pablo Escobar enfrentó la organización de ‘Los Pepes’, quienes, con el apoyo del Estado y de Estados Unidos, lograron diezmar la estructura sicarial del cartel de Medellín. El asesinato fue la ley.
En dos episodios la guerrilla demostró su oposición a las leyes de orden público de la era Gaviria. En marzo, el Eln asesinó al director del diario ‘La Opinión’, de Cúcuta, Eustorgio Colmenares, y en noviembre fue asesinado el senador Darío Londoño.

1994

En el barrio La Chinita, de Apartadó, un festejo popular terminó en masacre. El saldo: 35 muertos, la mayoría simpatizantes de Esperanza, Paz y Libertad, grupo político que tomó las banderas del Epl. La perpetraron las Farc.
El 9 de agosto fue asesinado por sicarios el último senador de la UP, Manuel Cepeda. Con el tiempo se constató que integrantes del Ejército participaron en el crimen. El líder paramilitar Carlos Castaño confesó que formó parte del complot.

1995

La región de Urabá se convirtió en epicentro de violencia paramilitar y guerrillera. La masacre del Aracatazo, realizada por las autodefensas, dejó 18 muertos. Las Farc respondieron matando a 15 personas en la masacre de Los Cunas. Hubo 600 asesinatos en la primera mitad del año.
En noviembre, en medio de la crisis del Proceso 8.000 y la guerra abierta entre paramilitarismo y guerrilla, y la mano oculta del Estado, fue asesinado el líder conservador Álvaro Gómez Hurtado. El caso no ha sido resuelto.

1996

En Puerres, Nariño, con la muerte de 29 soldados, las Farc iniciaron un ciclo de violencia contra pueblos y unidades militares. En Las Delicias, en agosto, secuestraron a 60 militares y plantearon su estrategia de despeje militar y canje de prisioneros.
En la región de los Montes de María, Sucre, el paramilitarismo comenzó una nueva ola de masacres. En Colosó, Monrroar y Toluviejo fueron asesinados decenas de campesinos en represalia al avance de las Farc.

1997

En su ofensiva, el paramilitarismo dio muerte, en mayo, a los investigadores del Cinep, Mario Calderón y Elsa Alvarado. Días después las Farc atacaron la estación de Policía de Fontibón, en Bogotá, y mataron a ocho uniformados.
En julio trascendió que el paramilitarismo perpetró uno de sus más crueles actos: la masacre de Mapiripán, Meta. Dos días de crímenes selectivos sin confrontación del Estado. En noviembre, cerca de Tocaima, caserío de La Horqueta, las autodefensas mataron a 14 personas.

1998

Continúa la oleada de asesinatos selectivos del paramilitarismo. Entre otros cayeron los líderes Jesús María Valle, Eduardo Umaña Mendoza y María Arango. Aún no se sabe quién mató por la misma época al general Fernando Landazábal.
El 16 de mayo una incursión de las Auc desapareció a 25 personas y asesinó a siete más en el puerto de Barrancabermeja. La Fuerza Pública nunca contrarrestó la acción. El caso está en la justicia internacional.

1999

En Bogotá fue asesinado el periodista Jaime Garzón Forero. El crimen hoy se atribuye al paramilitarismo. Dos meses después fue asesinado el excomisionado de Paz Jesús Bejarano. Se desconoce el autor.
En noviembre, en el corregimiento Nueva Venecia, en Ciénaga, Magdalena, fueron masacrados 38 campesinos. La matanza la perpetró el paramilitarismo.

2000

El avance paramilitar se sintió más cruel que nunca en Sucre. En un año realizó cinco grandes masacres con más de 100 muertos y 4.000 desplazados. Los nombres de Macayepó, El Salado o Mampuján recuerdan acciones violentas de las Auc.

2001

Las masacres del paramilitarismo fueron noticia. En Chengue (Sucre), 34 muertos. En El Tarrá, norte de Santander, nueve víctimas. En la región del Naya (Cauca), nunca se supo cuántos murieron. Por esos días, ese grupo ilegal y sus aliados refundaban la patria en Santafé de Ralito.
En septiembre las Farc, en medio de la crisis del proceso de paz con el gobierno Pastrana, secuestró a la exministra Consuelo Araújo. Días después fue asesinada.

2002

Más de 100 personas perdieron la vida en Bojayá (Chocó), después de que la guerrilla produjo un ataque con cilindros bomba contra la iglesia del pueblo, donde se había refugiado la población ante la guerra contra el paramilitarismo.
En octubre las Fuerzas Militares desarrollaron la llamada ‘Operación Orión’, contra milicianos de la guerrilla en las comunas de Medellín. Hoy se sabe que el paramilitarismo metió la mano y el caso lo investiga la justicia.

2003

El 7 de febrero las Farc detonaron un carro bomba en el parqueadero del Club El Nogal, en Bogotá. 36 personas perdieron la vida y más de 200 resultaron heridas.
En mayo las Farc ajusticiaron al gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria, y su concejero de paz, Gilberto Echeverry. Diez personas más, que estaban secuestradas, fueron asesinadas.

2004

Entre el 18 y el 20 de abril, en Bahía Portete, alta Guajira, unidades de las autodefensas torturaron y asesinaron a siete mujeres wayuu. De dos de ellas aún no se conoce su paradero. En ese momento las Auc ya estaban en proceso de paz.

2005

En abril las Farc incursionaron en Toribío (Cauca) y apunta de cilindros bomba le causaron la muerte a tres policías y un menor de edad. Más de 30 civiles resultaron heridos.
El alcalde de El Roble, Eudaldo Díaz, quien le había advertido al entonces presidente Uribe que iba a ser asesinado, fue acribillado por el paramilitarismo. El caso fue atribuido a alias ‘Don Berna’.

2006

En Jamundí (Valle) un batallón del Ejército acabó con la vida de 10 integrantes de un cuerpo élite de la Policía que investigaba acciones del narcotráfico en la región. El caso fue investigado por la justicia ordinaria, por haber ocurrido fuera del servicio.

2007

En junio las Farc anunciaron que 11 de los 12 diputados de la Asamblea del Valle, que estaban secuestrados desde abril de 2002, fueron ajusticiados porque supuestamente hubo un intento de rescate por parte de la Fuerza Pública.

2008

Se desata el escándalo de los falsos positivos, en los que según datos de Naciones Unidas, fueron blanco de ejecución extrajudicial más de 3.000 jóvenes por parte de la Fuerza Pública. La mayoría presentados como guerrilleros dados de baja en combate.

2009

Desde dos años atrás comenzaron a ser asesinados líderes de restitución de tierras, sobre todo después de que se constatara que sus predios estaban ocupados por grupos paramilitares. El caso más notable fue el asesinato de Yolanda Izquierdo, perpetrado en 2007.

2010

En Tame, Arauca, fueron asesinados tres menores de edad en hechos presuntamente atribuidos a miembros de la Fuerza Pública. Asimismo, se investiga el caso de la violación de una menor de 13 años, al parecer a manos de un suboficial del Ejército.

2011

La guerrilla de las Farc y del Eln siguen secuestrando y asesinando. De igual modo, las autodefensas, ahora desdobladas en bandas criminales, persisten en su acción violenta. El conflicto armado continúa y el narcotráfico es el combustible que lo atiza.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 47
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

47
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

cuyabroherido

Lun, 05/30/2011 - 09:03
cuando un despistado extranjero nos pregunte sobre venir a Colombia, le mostramos el comercial aquel de "Colombia, el riesgo es que te quieras quedar" y tambien le mostramos estete articulo y dejamos que su inteligencia y buen juicio decidan
Opinión por:

THeFiNaLCuT

Lun, 05/30/2011 - 08:54
Ustedes se acuerdan del famoso y polémico discurso del muchacho colombo-japonés que hablaba de nuestra pobreza mental? no será que no estaba tan equivocado como decían sus detractores? que explicación le podemos dar a nuestra historia, cuando al territorio en el que vivimos le sobran recursos en cantidad para todos? será que el problema de Colombia es que está llena de colombianos?
Opinión por:

Tomatico2010

Lun, 05/30/2011 - 08:11
Ya no se, ni que pensar, si es por la educacion tan deprimente, modos de vida, el gobierno, la justicia, creencias he ideles, en Suramerica colombia es el unico pais que tiene conflicto amarmado muy marcado en la historia de esta desquiciada existencia.
Opinión por:

Valeria_ald

Dom, 05/29/2011 - 15:08
Son fechas y horrores que deben quedar grabadas en la conciencia, para saber a quién elegimos, y qué elegimos. Mucha gente ha muerto de manera atroz, injusta, y nosotros lo hemos olvidado. Más que merecida la reparación de tantas víctimas de una violencia absurda propiciada por grupos armados legales e ilegales. Para dónde vamos?
Opinión por:

Luis Rodrìguez

Dom, 05/29/2011 - 14:26
Y el Dotor Varito,desde cuándo inició su vinculación en la alcaldía,gobernación y director de la aeronautica de "medallo",acaso tendrá algo que ver con todo este historial oscuro de nuestro país?
Opinión por:

Artgamo

Dom, 05/29/2011 - 13:53
Para entender lo que pasa en nuestro pais, tenemos que ver el video de la pintura "Colombia, Un Pais que Cree en Dios". Esta pintura es puramente simbolica . Esta pintura es una interpretacion de nuestra historia, de nuestra identidad cultural y de nuestra realidad. Esta increible y es muy original. Estoy seguro que le va a gustar. La majestuosidad de la musica es parte fundamental del video. . http://www.youtube.com/watch?v=qo60Y8xz0Vo
Opinión por:

pandelfo

Dom, 05/29/2011 - 13:28
como desplazado en 1950 con mispadres, pediré tambien indemnización. así , seremos 45millones de personas que nos tendrán que dar plata. se requieren $350billones más los 200 billones que piden los de las pirámides, más otras reclamaciones, como los tres millones de afectados por el invierno,suman como 800billones per0 el estado solo recauda 80billones, quién da el resto?
Opinión por:

gustavoe

Dom, 05/29/2011 - 13:19
En http://www.centrodeestudioobjetivo.blogspot.com, vean un ensayo de aceptacion militar sobre el conflicto armado interno y como se caen mentiras de las farc y los terroristas clasicos
Opinión por:

LinceOcelote

Dom, 05/29/2011 - 12:50
Las mafias enriquecidas con el narcotráfico y la corrupción, en simbiosis con los terraternientes tradicionales generalmente vinculados con la ganadería extensiva, y últimamente con los monocultivos de palma, han despojado de sus tierras a los pequeños y medianos propietarios con métodos violentos, generando así una asociación para la defensa de la gran propiedad, que se ha expresado en la multiplicación de frentes paramilitares y la captura política y económica de gobiernos regionales.
Opinión por:

LinceOcelote

Dom, 05/29/2011 - 12:47
El desplazamiento forzado no es una consecuencia exclusiva del conflicto armado, sino precisamente la estrategia adoptada por actores armados en alianza con las élites económicas y políticas, para apoderarse de los territorios con el fin de garantizar un provecho particular, contribuyendo a la concentración de la tierra y por ende a la violencia estructural.
Opinión por:

LinceOcelote

Dom, 05/29/2011 - 12:40
La raíz de la violencia en Colombia es la gran inequidad en los ingresos y la tenencia de la tierra, donde el gran capital nacional y extranjero ha utilizado al Estado como una simple plataforma de enriquecimiento por vía de la usurpación, situación que se ve recrudecida por el papel de las fuerzas paramilitares que soterradamente sirven a los intereses de quienes han montado un Estado para su beneficio y el de sus jefes en el extranjero. De la guerrilla basta con decir que su nacimiento como autodefensas campesinas contra terratenientes conservadores, ha degenerado en simples bandas de cuatreros y narcos, que aunque genocidas, no han asesinado al mismo alarmante nivel y con la misma crueldad de los paras. Colombia es un gran botín para el saqueo y las facturas de muerte las paga el pueblo
Opinión por:

Juan Pacha

Dom, 05/29/2011 - 12:29
Esta corta CRONOLOGIA DE LA MUERTE, deberia aparecer en los libros de historia, que no solo niegan el conflicto armado, si no que falsifican el pasado. APRENDAN DE SU HISTORIA, colombianos ignorantes e indiferentes.
Opinión por:

fernandopardoacuña

Dom, 05/29/2011 - 11:59
Disque ``no hay conflicto armado``Somos los campeones mundiales de la barbarie,despuès de Afganistan,Irak.Sudan.
Opinión por:

notador

Dom, 05/29/2011 - 11:15
El establishment es el manipulador de esta situacion por años ya que el negocio de la guerra es muy productivo. Despues de que Alvaro Gomez Hurtado en una entrevista dijo que revelaria los integrantes del citado grupo fue asesinado 3 dias despues, y curiosamente no se han encontrado los culpables. ¿Quien maneja los hilos de la justicia? ¿porque han asesinado congresistas, periodistas, consejeros de paz, civiles, campesinos, indigenas, directores de diarios que destapan ollas podridas y no se encuentran a los autores intelectuales? Todo cometido por guerrilla, paracos, narcos, policia, ejercito todos bien conocidos, pero hay alguien que no tocan ¿sera el establishment?
Opinión por:

fernandopardoacuña

Dom, 05/29/2011 - 11:55
Son obra y gracia de nadie......?...y ``todo pueblo que no tiene memoria està condenado a repetir su propia historia``.
Opinión por:

ozman

Dom, 05/29/2011 - 10:13
Correccion! Es un pais con demasiados VICTIMARIOS. Las victimas son solo el producto de las acciones politicas y de violencia de esos victimarios y el numero de victimas tristemente es proporcional al numeros de malos y perversos de mi raza colombiana. ...."No diga que el nino esta llorando... busque que lo hizo lloara"
Opinión por:

Gonzalvo

Dom, 05/29/2011 - 10:10
Que le pasaría por la cabeza al cronista,en el momento que decidió hacer el resumen de victimas del conflicto año por año,ya que parece imposible que entre 1985 y 1995,no hayan muerto soldados y policias a manos de lo grupos subversivos,cuando todos sabemos que caían por decenas en la famosas emboscadas y solo hasta 1996 habla de la masacre de Puerres con 29 soldados asesinados;es de alabar la rigurosidad en el resumen de las matanzas efectuadas por los narco paramilitares,pero porque no es tan riguroso con las de la subversión, que son descritas casi al margen?, sesgo , olvido, ineptitud. mmm,hay que llorar por los dos ojos;hay curiosidades, resalta a militares en los falsos positivos, pero no cuando mueren; después de 2002, las masacres de" paras" prácticamente desaparecen?que pasó?.
Opinión por:

opinoEsp

Dom, 05/29/2011 - 09:56
"Todos los colombianos que trabajamos honradamente somos victimas" en las ciudades, en los pueblos, en los campos..............a caso tener miedo a viajar por pescas milagrosas, no salir de la ciudad, no desplazarse en bogota libremente por miedo a un carro bomba a una explosion eso es "Terrorismo sicologico" "Somos victimas del maltrato sicologico" deberian indemnizar a todos los colombianos que tuvieron miedo o terror por subirse a un bus y creer que una bolsa abandonada podria ser un explosivo............en conclusion "Somos victimas del terrorismo sicologico" en las ciudades.
Opinión por:

FelixArmandoMelo

Dom, 05/29/2011 - 09:45
Aunque es un esfuerzo por recordar los hechos más coyunturales y que representa la degradacion del conflicto que vive el país, me preocupa que este escrito este redactado a la ligera representado en cifras ante hechos tan graves y horrorosos llenos de dolor. La historia de nuestra vergüenza en la que se ha convertido nuestro país debe tener un contexto, y no contada en tres lineas. Esto es un insulto a las víctimas que al leer esto las revictimizamos de nuevo, las insultamos y nos burlamos al ser consideradas ellas parte de la anecdota de un país que le da lo mismo leer este artículo como leer farandula. Me siento ofendido con este articulo
Opinión por:

javilu

Dom, 05/29/2011 - 09:27
Hay que reconocer que Lay de victima puede tener avances significativos, pero igual puede ser el comienzo de un escenario para la impunidad de muchos crimines. Los ejecutados por las mal llamadas Bacrin, denominadas asi por las fuerzas publica y los medios de comunicacion. Se pueden contar por decenas cada dias en todo el pais, en especial en las regiones de disputa, zonas costaneras y zona de produccion y envio de coca. Lo mismo que hicieron las AUC en su momento limpiaron zonas completas de campesinos que no eran de su confianza, fueron muchos los muertos que la prensa no registro y que hoy nadie reconoce ni la misma Ley de victima, he ahi el peligro que representa esta ley; y es mas esos lo saben y van a seguir asesinando gente "disimulamente". amanecera y veremos. Dios quiera que no.
Opinión por:

ALPELAU

Dom, 05/29/2011 - 09:23
La guerrilla, el narcotrafico y los paras, han cometido muchísimos crímenes, pero los que tiene el primer puesto son las guerrillas desd hace 50 años están asesinando inocentes hasta la fecha. póngale 1.000 por año.
Opinión por:

gruconsul

Dom, 05/29/2011 - 09:04
(Sigue) fueron otros, no nos tragamos su embuchado. Y sobre su "lavada de manos" sobre los diputados del Valle, todos sabemos como fueron asesinados y el "cuento" que se inventó para justificarlo. ¡No le sirvió el maquillaje que le aplicó a su artículo! ¡Quedó desenmascarado!
Opinión por:

gruconsul

Dom, 05/29/2011 - 09:00
(Sigue) cuando no hay sino una opción, no hay opción, si hay dos es un dilema, si hay tres es un trilema..., (para los que conocen el cuento). Sugiere usted, muy soterradamente, que Colombia se volcaba hacia los victimarios que eran los protagonistas, ello ocurre es de parte delos casos que representan los Colectivos de Abogados, que muy diligentemente actúan y consiguen "refugio" en otros países. Su recorrido por el período de 1985 hasta acá, revela el velado filtro que aplica a todos los delitos que cometieron los narcoterroristas de la farc y eln, pluma mercenaria diría yo. E introduce una falsedad enel tema de Jamundí, pretende insinuar que los miembros del Ejército estaban fuera de servicio, cuando eran otros quienes así actuaron. (Continúa)
Opinión por:

gruconsul

Dom, 05/29/2011 - 08:51
Hace gala usted de un Alzheimer particularmente selectivo. Inicia su artículo demostrando que perdió la memoria de los hechos previos a 1985, muy conveniente y le sucede a todos los comunistas y mamertos que van a empezar a usufructuar una ley que privilegió a los victimarios sobre las víctimas. Como no puede haber justicia sin que se aplique a todos, tiene razópn es muy probable que aquelos que merecen un justo reconocimiento, en igualdad de condiciones a los que incluyo la ley, la demanden. Sólo se opondrán a ello los comunistas. Usted parece querer que nos traguemos el remedio, que no es otro que aceite de ricino, como "única vía para empezar a salir del círculo vicioso...", (continúa)
Opinión por:

Hernando A.

Dom, 05/29/2011 - 08:38
EL 2O DE JULIO DE 1984, EXTEMPORANEAMENTE PARA LA LEY DIFERENCIADORA, FUE ASESINADO EN LA HACIENDA LA SULTANA DE FLORIÁN SANTANDR JORGE ARMANDO PINEDA GONZÁLEZ. EN JUNIO DE 1988 EN LUGAR INDETERMINADO FUE DESPARECIDO JOSE FRANCISCO CASTELBLANCO PINEDA. QUÉ PASÓ? NADA DE INVESTIGACIONES QUE PERMITIERAN ESCLARECER ESOS CRIMENES, AUTORÍAS Y MÓVILES, SIN EMBARGO EN SECTORES DE LA HACIENDA EL ESTADO VICTIMIZADOR, DESPOJADOR, DESPLAZADOR, CONCERTADO INTERISTITUCIONALMENTE SIGUE OPERANDO DELICTIVAMENTE SEGÚN SE RESEÑA PROBADAMENTE EN http://corruptelasprobadas.blogspot.com
Opinión por:

Armando

Dom, 05/29/2011 - 07:02
A algunosTerratenientes de hace 60 anos les parecio facil eliminar al finquero pobre de al lado para apoderarse de sus tierras; la ausencia de Estado permitio que este cancer creciera inmoralmente al punto de casi acabar con el mismo Estado llevando a Colombia al desprestigio internacional en criminalidad. Hoy lo correcto es buscar el camino de la paz y restaurar la moral perdida especialmente los valores en la juventud. Los bienes se deben lograr con trabajo honesto, nunca con crimenes. Un pais no puede ser decente por la violencia de los poderosos que obliga al pueblo a la violencia por sobrevivir. Un pais digno se logra con un gobierno digno que sepa desde la autoridad y desde lo social erradicar la violencia de izquierda pero ante todo la violencia de la derecha.
Opinión por:

MARTIN EL JOVEN

Dom, 05/29/2011 - 08:24
Los gringos ponen los drogadictos y Colombia pone los muertos . ? Sera justo esto ¿.
Opinión por:

gmrexito

Dom, 05/29/2011 - 06:29
Los invito a leer un interesante articulo en la siguiente direccion gmrexito.blogspot.com, DE VICTIMARIOS A VICTIMAS. Envie sus opiniones o agregue sus comentarios.
Opinión por:

Hernando A.

Dom, 05/29/2011 - 08:39
YO TE INVITO A http://corrruptelasprobadas.blogspot.com
Opinión por:

masbuenoquebueno

Dom, 05/29/2011 - 05:58
Ya veo a opinadores con su listica.... si nos pusiéramos a recordar caso por caso, nunca terminaríamos. Hay es que hacer un gran llamado a toda la ciudadanía, al Gobierno, a todo el mundo, para que esté atento a este proceso que significa muchos trillone$$$$ y que ahí aparecerán las "víctimas" estilo beneficiarios de AIS o "desmovilizados" del doctor Ternura. Tramitadores, intermediarios, políticos corruptos, ven con deleite el ponqué que se acerca y ya montan baterías para apoderarse de él. PILAS, PILAS!!!!, que se acerca el robo del siglo.
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio