Publicidad
Judicial 10 Ago 2013 - 9:00 pm

Caballos clonados piden pista

Una batalla legal de 'paso fino'

Debate por vacío legal sobre clonación de animales en Colombia.

Por: Julian David Laverde Palma
  • 91Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/judicial/una-batalla-legal-de-paso-fino-articulo-439133
    http://tinyurl.com/mol9h65
  • 0
insertar
Este es el Tayrona del Paso Cl 1, que nació en febrero de 2010. / Archivo particular

Como consecuencia de un paro respiratorio, a sus 27 años el así llamado ‘mejor reproductor de trocha’ del país, el semental de nombre Tayrona del Paso, jefe de raza y padre de cuatro campeones mundiales equinos trocheros, falleció el 1º de mayo de 2012. Se trataba de un ejemplar único, que por sus triunfos en competiciones nacionales e internacionales, su descendencia y su genética, era quizá uno de los caballos más apetecidos en Colombia para la reproducción.

Antes de su muerte, el criadero Gran Dinastía, su dueño, había adquirido grandes compromisos comerciales por la venta del semen de Tayrona del Paso, que hasta hoy no ha podido cumplir. El semental estaba inscrito en el libro genealógico oficial de la raza Caballo Criollo Colombiano. Tratando de prolongar la genética de este magnífico animal, desde el año 2008 el criadero empezó a explorar posibilidades “para satisfacer las necesidades del mercado”.

Se realizaron estudios legales que concluyeron que la clonación no pondría en peligro “la caballada nacional”. Entonces el criadero Gran Dinastía contrató al laboratorio Viagen, con sede en Estados Unidos, para que se encargara del proceso de clonación de Tayrona del Paso y el 27 de febrero de 2010 nació su primera réplica genética. El 20 de marzo de ese mismo año nació la segunda. Ambos fueron llamados como su padre, con una modificación que dejaba constancia del procedimiento realizado en Texas: Tayrona del Paso Cl 1 y Tayrona del Paso Cl 2.

Los equinos fueron sometidos a exámenes físicos, genéticos, inmunológicos e infecciosos antes de ser importados a Colombia en noviembre de 2010. El criadero invirtió US$165.000 en la clonación. El mismo día que llegaron, Gran Dinastía le solicitó a la Federación Colombiana de Asociaciones Equinas (Fedequinas) que a los animales duplicados se les permitiera registrarse tal como su padre en el libro genealógico del Caballo Criollo Colombiano.

En diciembre de 2010 Fedequinas respondió que debía realizar una serie de indagaciones sobre la clonación para poder decidir sobre la petición de registro de los ejemplares. Hasta el día de muerte de Tayrona del Paso, en mayo de 2012, el semental y sus hijos clonados pastaron en una finca del municipio de Funza (Cundinamarca). Entonces vino el lío legal. El criadero buscó reemplazar a su semental con los clones, pero Fedequinas se opuso en septiembre de 2012, al considerar que no había norma legal ni sustento científico que garantizara la clonación como una herramienta para mejorar las razas.

De hecho, el viceministro de Agricultura, Ricardo Sánchez, emitió un concepto en el que advirtió su preocupación por este tipo de prácticas, sobre las cuales no había certeza de que no fueran en contravía de la evolución normal de las especies. Poco después la Asociación Nacional de Caballistas Amigos (Anca) manifestó que la ausencia de reglamentación en la ley, así como de una certificación de ejemplares equinos reproducidos mediante la clonación, les hacía imposible atender la petición de registro de los caballos clonados. Mientras tanto, los compromisos comerciales adquiridos por la venta del semen de Tayrona del Paso seguían incumpliéndose.

María Hidally Velasco, como representante legal del criadero afectado, a través de su abogado Jesús Antonio Marín, interpuso una acción de tutela. En ella se reseñaba que el primer caballo clonado nació en Italia en 2003 y que esta técnica ha sido aceptada en el mundo para perpetuar el material genético irreemplazable del animal que muere. “Los clones son copias de los originales en un 98%. El 2% restante es el que permite diferenciar un clon, por su cría, entrenamiento, alimentación y relación con el jinete”.

Se señaló, además, que tal es la eficiencia de la clonación, que en julio de 2012 la Federación Ecuestre Internacional levantó la prohibición que impedía a los caballos clonados y a su descendencia competir en los Juegos Olímpicos. Se alegó en la tutela que había vacíos en la Ley 427 de 1998, que regulaba todo lo relacionado con registros genealógicos, títulos y exhibiciones del sector equino y que la negativa de las autoridades para registrar los clones le estaba causando un perjuicio millonario al criadero, pues sin registro de los caballos la venta de las pajillas (su semen) no tiene valor alguno. Un enredo económico y científico.

Más polémico aún es que este problema legal de paso fino planteaba el interrogante de si los animales en Colombia tienen derechos que puedan ser amparados por una tutela. El documento cita como ejemplos que la Unesco declaró en 1978 que los animales sí los tienen y que el caso de la prohibición de las corridas en Cataluña, España, es una prueba de ello, y que el Consejo de Estado en mayo de 2012 reconoció que los animales tenían derechos. Usando esa tesis se sostiene que el derecho a recibir un nombre y a registrarse es esencial para garantizar que los equinos puedan tener reconocimiento legal y acreditar sus títulos. Sean clonados o no.

En mayo pasado el Juzgado 66 Civil Municipal de Bogotá negó la tutela por improcedente al advertir que en Colombia sólo hay tres técnicas de reproducción válidas: la directa, la inseminación artificial y la transferencia de embriones. El fallo fue apelado, pero con argumentos similares, el Juzgado 39 Civil del circuito confirmó que en materia de clonación Colombia no tenía una legislación para registrar estos animales duplicados y que el Gobierno “no apoya dichas prácticas hasta tanto no se socialicen entre distintas agremiaciones sanitarias y de investigación científica”.

De nuevo la sentencia fue impugnada. La tutela podría terminar en la Corte Constitucional si los magistrados María Victoria Calle y Luis Guillermo Guerrero la seleccionan. En esencia se asegura que la clonación no es ilegal ni prohibida y que por tanto al no registrar los ejemplares duplicados se está generando un trato discriminatorio en el mundo ecuestre. Sería la primera vez en que la Corte se pronunciaría sobre la viabilidad de la clonación en estos escenarios. Un caso que va más allá de los líos causados por la muerte del semental Tayrona del Paso.

Tayrona del Paso, el gran semental

Tayrona del Paso es, para muchos conocedores, un hito en la historia del Caballo Criollo Colombiano. Este caballo es, hasta ahora, el único reproductor premiado en cuatro ocasiones consecutivas (2005, 2006, 2007, 2008) con el reconocimiento al Mejor Reproductor del año en la modalidad de la Trocha Pura Colombiana. Es, además, el reproductor con más hijos por fuera de concurso por su calidad. Entre ellos se encuentran Cónsul de Gran Dinastía, Sucesor del Paso, Renzo de Villa Janeth, Colegiala de Monterrey, Cabul de la Mía, Malibu Classic, Fogata del Arco, Estrella de Tayrona, Bucéfalo de Vuelta Grande, Parlamentaria.

Algunos de sus hijos han obtenido títulos como: Campeones Mundiales, Campeones de Campeones en competencias entre caballos fuera de concurso, Jefes de Raza, Reproductores y Reproductoras del Año, y Ejemplares del Año. Una muestra de su valor es que una pajilla de su semen costaba, por lo menos, $1 millón.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 1
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Descubren 12 pistolas ocultas en un compresor
  • Nacional Oct 22 - 12:17 am

    La vida a los 69

    La vida a los 69

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
1
Opinión

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Maquiavelo..

Dom, 08/11/2013 - 06:20
Ni por el putas vayan a clonar a Uribe.
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio