"Venimos ante la Corte para denunciar la persecución de la Procuraduría contra la comunidad LGBTI"

La ONG Colombia Diversa manifestó que el órgano de control disciplinario ha amenazado con investigar a los jueces y notarios que se atrevan a avalar el matrimonio entre dos personas del mismo sexo.

Ante la Corte Constitucional la directora de la ONG Colombia Diversa, Marcela Sánchez aseguró que pese a la sentencia de la Corte Constitucional un grupo de notarios y jueces siguen desconociendo los derechos de la comunidad LGBTI en el país, principalmente el caso del matrimonio entre parejas del mismo sexo. 

Existe, según la ONG, un castigo y desconocimiento de sus derechos solamente por no ser heterosexuales, incurriendo en una actitud discriminatoria y menoscabo de los derechos y libertades de los homosexuales. A esto se suma una posición contraria en el Congreso para legislar sobre sus derechos.

“Recurrimos a esta Corte porque el Congreso no ha cumplido con su obligación de crear leyes para proteger a las parejas del mismo sexo, sino que, al contrario, se ha convertido en uno de los escenarios más denigrantes para las personas LGBTI por cuestionar nuestros derechos sin fundamento legal, no constitucional”, aseguró Sánchez.

En su intervención denunció además la persecución sistemática de la Procuraduría General “hacía las parejas del mismo sexo. Una entidad del Estado que usa presupuesto de todos nosotros para imponer su único modelo de interpretación de la sentencia cuyos efectos nos tienen hoy en esta audiencia pública”.

“La Procuraduría se ha limitado a contestar que sólo buscaban defender el orden legal establecido. Pero se les olvida que en esta defensa del orden legal establecido recogieron y almacenaron datos privados de las personas, obligaron a las parejas a esconderse”, señaló.
Con esta persecución se sometieron a la comunidad LBGTI “a complicados procesos jurídicos incomprensibles para cualquier ciudadano”.

Para Colombia Diversa "la Procuraduría no sólo defendió el injusto orden jurídico existente. No. Sabotearon el significado romántico, honorífico y simbólico de estas ceremonias, sólo porque eran las nuestras. Nos sometieron al escarnio público, a amenazas de asonadas en pueblos, jugaron con las certezas de estas parejas que hoy amanecían casadas, mañana descasadas, pasado mañana otra vez casadas, y que hoy siguen aquí en el limbo".

"Hoy después de 20 años de desidía del Congreso para con las parejas del mismo sexo, no es admisible que la Corte nos diga que si tenemos derechos, pero que no está en manos de remediar la discriminación que soportamos. Pero tampoco admitiremos que el remedio sea discriminatorio, porque aquí la discusión es la superación de un déficit de protección, no su perpetración a través de figuras indignas", concluyó.