Avistamiento de aves, la nueva apuesta de protección de fauna silvestre en Boyacá

Durante los meses que quedan de 2017 se realizarán en los municipios de Macanal, Chivor, Campohermoso, Tibaná y Sutatenza, jornadas de observación de aves con acompañamiento de personal especializado. Esta actividad no tendrá ningún costo.

Cortesía.

En el mundo muchas personas desean poder recorrer el cielo a sus anchas. Estar en lo más alto de la copa de un árbol y estar en lo más elevado que pueda para ser acariciados por el viento, lastimosamente tan solo las aves tienen el privilegio de hacer todas esas cosas, por eso, conocerlas de cerca y en su hábitat natural resulta una experiencia llena de aprendizaje, intriga y diversión.

Con el fin de estar más cerca de más de 300 especies de aves, Corpochivor junto con otras ocho organizaciones no gubernamentales son los encargados del programa AVIVATE, el cual permite que un grupo de 30 personas máximo puedan hacer avistamiento de aves en los siguientes municipios y fechas: Macanal 26 de agosto; Chivor 23 de septiembre; Campo hermoso 21 de octubre; Tibaná 18 de noviembre y Sutatenza 16 de diciembre.

Durante el avistamiento de aves, los asistentes podrán observar especies tanto nativas como extranjeras. “Queremos que los visitantes conozcan la riqueza que tenemos en fauna silvestre, asimismo, que recorran diferentes parques y reservas naturales”, explicó Alejandro Gutiérrez, uno de los encargados del programa de avistamiento de aves.

Al iniciar este mes se realizaron dos jornadas como esta en los corregimientos de Garagoa y Santa María, en las que según datos de Corpochivor se observaron alrededor de 60 especies de aves. La vegetación y conservación de zonas forestales se han convertido en los grandes aliados para realizar ecoturismo en la región.

Los visitantes podrán ver aves como: la Cotorrita Alipinta, de la cual no tenían ningún registro en Boyacá desde hace más de 60 años. “La presencia de esta especie es un buen indicador de conservación de los ecosistemas boscosos”, afirmó Gutiérrez.

Algunas de las aves que están permanentemente en la región son: Periquito Aliamarillo es una especie endémica de Colombia y se ubica en la cordillera de los Andes, el Gallito de las Rocas se puede encontrar en altos y húmedos bosques de neblina, y el Águila Crestada suele habitar bosques húmedos y es una especie que está en peligro por su caza y destrucción de su hábitat.

Tanto Corpochivor como las organizaciones vinculadas acompañarán a los visitantes y les darán: guías de aves, materiales didácticos, binoculares y una capacitación sobre la identificación y caracterización de las aves.

“Queremos que vengan personas de todas las regiones del país y se maravillen con la amplia diversidad de especies de aves que posee el territorio, con estas jornadas de aviturismo alimentaremos positivamente la interacción y protección de estas especies, contribuyendo así con la disminución de la caza indiscriminada y el tráfico ilegal, problemáticas que tanto afecta los ecosistemas”, explicó Fabio Antonio Guerrero Amaya, director de Corpochivor.

Algunas de las recomendaciones de los organizadores y guías es que los asistentes no lleven ropa de colores fluorescentes, debido a que las aves son muy sensibles a esos colores, ya que tienen muy buena visión y con ese tipo de vestimenta podrían espantarlos, evitando que se pueda hacer un avistamiento exitoso.

Según Gutiérrez está actividad ha servido para que los habitantes del sector iniciarán un proceso de empoderamiento sobre los recursos naturales de la región. Además de comprender que el ecoturismo puede ser una alternativa para sostenerse económicamente.

Los avisadores deben llegar a las cinco de la mañana y acatar las recomendaciones de los guías para que se pueda realizar una buena observación de aves. Al estar ubicados en la reserva recibirán una charla informativa sobre el tipo de animales que podrían observar.

Colombia es uno de los países del mundo con mayor diversidad de especies de aves con 1.865. Cabe destacar que en el Valle del Cauca habitan 818 aves. Este departamento es el que más tiene aves.