El lago Kluane, de Canadá, podría desaparecer por cuenta del cambio climático

El río Slim, que alimentaba el cuerpo de agua cerca de la frontera con Alaska, dejó atónitos a los científicos cuando desapareció en 2016. Científicos determinaron que el fenómeno se dio por el debilitamiento del glaciar que le servía como fuente.

Jimmy Emerson, DVM via Flikr

La reducción de uno de los mayores glaciares de Canadá modificó el vertido de las aguas en el territorio de Yukon (noroeste) y provocó casi de la noche a la mañana la desecación de un río, explicó el martes el científico Gerard Roe, coautor de un estudio sobre el tema.

El río Slims tenía su fuente en el glaciar Kaskawulsk, y desembocaba a más de 2.000 m de altura cerca de la frontera con Alaska, y se secó brutalmente en cuatro días en mayo de 2016.

Esa acelerada desecación modificó radicalmente el curso de las aguas que alimentaban el lago Kluane, antes de juntarse con el río Yukon y desembocar en el mar de Bering tras atravesar Alaska, según un estudio publicado en Nature Geoscience.

En agosto de 2016 un equipo de científicos dirigido por el geógrafo canadiense Daniel Shugar de la unversidad de Washington había encontrado el río Slims completamente seco.

Las aguas del glaciar alimentan ahora otro curso de agua, el río Kaskawulsh, que vierte en el Alsek, que desemboca en el océano Pacífico, a unos 1.300 km de su destino original.

Con el calentamiento del planeta, el hábitat natural se modificó" y condujo a cambios "dramáticos" con alteraciones en la química y la biología de las aguas concernidas, explicó Gerard Roe, profesor de la universidad de Washington, en Seattle (noroeste de EEUU).

El futuro del lago Kluane, que ya no recibe agua alguna, es "incierto", agrega Roe. Su nivel ya comenzó a bajar, mientras que el lecho del río Alsek es entre 60 y 70 veces más grande de lo habitual.

Este fenómeno de captura es calificado de inédito por los científicos. Según ellos, es el primer "río pirateado" por la fuente de un glaciar, un fenómeno que normalmente toma varios años.

Según el estudio, las cuencas hidrográficas de los ríos Slims y Kaskawulsh "van a adaptarse en función de la modificación de los niveles de agua".