Se incautan 30 toneladas de madera extraída ilegalmente en el Amazonas

Fuerzas Militares localizaron este domingo 106 metros cúbicos del recurso natural en Puerto Leguízamo, Putumayo. Según las autoridades, la madera es utilizada por Grupos Armados Organizados para contrabando nacional.

Archivo.

Treinta toneladas de madera fueron incautadas este domingo por las Fuerzas Militares en dos centros de acopio de la vereda La Pizarra, en el municipio de Puerto Leguízamo. Los 106 metros cúbicos de este recurso natural habían sido extraídos ilegmente de la selva amazónica a manos de Grupos Armados Organizados en Putumayo y Caquetá para contrabando nacional. 

La operación reveló que los implicados, quienes no contaban con el permiso de la autoridad ambiental para talar y transportar el recurso natural, tenían bajo su custodia madera de clase achapo y marfil. Tipos de madera caracterizadas por la resistente a las inclemencias del clima y su peso debido a su alta densidad.

De hecho, estos recursos son utilizados en mayor medida para la carpintería, ebanistería, objetos decorativos y acabados finos. Según las autoridades, incautar tal cantidad de madera representa una afectación financiera a los Grupos Armados Organizados en más de $ 200.000.000, su valor en los mercados nacionales.

El negocio de la madera, asegura la Armada Nacional, genera la extracción ilegal del recurso en los departamentos de Caquetá y Putumayo, causando graves daños a la selva de la Amazonía. Las cifras del Ideam dan cuenta de ello, al indicar que en los últimos años se han deforestado 124.035 hectáreas en el territorio nacional. 24% de la tala se ha registrado en Putumayo, Caquetá y Amazonas de acuerdo al reporte dado por la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Sur de la Amazonia.