Por primera vez se recupera un predio en un parque natural, fue en el Tayrona

En la historia del país nunca habia sucedido. Los dos baldíos ilegalmente ocupados retornaron a manos de la nación en el reconocido parque natrural.

Flickr

Esta semana la Agencia Nacional de Tierras recuperó dos predios ubicados en el Parque Nacional Natural Tayrona que estaban ocupados indebidamente hace 30 años y que hacen parte del patrimonio natural de Colombia.

Se trata de los terrenos ubicados en el sector de Arrecifes conocidos como El Paraíso y Bukarú, que tienen una extensión de 1.5 hectáreas cada uno.

Desde hacía tres décadas la familia que los habitaba se estableció de manera ilegal y desde entonces los había habitado y explotado económicamente a través de la prestación de servicios de alojamiento y de alimentación.

Aunque la Agencia ya le había notificado a los ocupantes de que se encontraban en terrenos baldíos de protección natural, la familia se negó a abandonar el lugar. Por eso, a través de un acto administrativo, se les ordenó tomar los predios y entregarselos a Parques Nacionales Naturales de Colombia, que se encargaría de su preservación.

Parques Nacionales evidenció los efectos negativos sobre esta zona. Algunos de ellos relacionados con el ruido producido por plantas eléctricas que pueden producir cambios fisiológicos en la fauna de la zona y que puede impactar en las densidades de poblaciones.

También el acopio de combustible era hecho de manera inadecuada, dado que se descubrieron vertimientos en el suelo y exposición directa del combustible al sol lo que genera un riesgo a posibles incendios.

Entre los hallazgos también están las deficiencias en los vertimientos de aguas residuales, la acumulación de residuos sólidos de manera indebida y la presencia de zonas de camping en un área contigua a la laguna que alberga a caimanes, una especie en vía de extinción y que implica un riesgo para el ecosistema como para los turistas que frecuentan el lugar.

Después de que Parques Nacionales reciba los predios procederá en la demolición de la infrastesructura para empezar con un proceso de restauración ecológica con especies nativas en el área afectada.