18 días después de Mocoa, Manizales sufre los estragos de la lluvia