En medio de amenazas e insultos desalojan a pareja gay de centro comercial de Antioquia

Los guardias encargados de la seguridad del establecimiento los sorprendieron sosteniendo relaciones sexuales y grabaron el hecho, que se filtró en redes sociales. Fueron víctimas de agresiones físicas y verbales.

Guardias de seguridad de un centro comercial en el municipio de Sabaneta (Antioquia), sorprendieron a una pareja de hombres que sostenía relaciones sexuales en uno de los baños del establecimiento. Por estos hechos, ambos fueron objeto de toda clase de insultos e incluso, de agresiones físicas.

El caso fue se remonta al pasado 1 de junio, según informa el diario regional El Colombiano, y ocurrió dentro de uno de los baños para personas en condición de discapacidad del centro comercial Mayorca Megaplaza.

Al ser sorprendida la pareja en el acto, los encargados de la seguridad del establecimiento procedieron a hacer el respectivo proceso de desalojo y grabaron un vídeo del reclamo, cuyas imágenes alcanzaron las redes sociales por mal uso de terceros.
 
En el vídeo se ve cómo el jefe de seguridad del centro comercial rechaza el acto y amenaza con negarles un próximo ingreso: “Los baños del centro comercial me los tienen que respetar, el centro comercial no es un prostíbulo, para eso hay moteles y mangas. Y aquí quedaron grabados ustedes porque eso es un irrespeto (…) cuando los vea aquí la seguridad se van a encargar de sacarlos porque son personas no gratas (...) y se me retiran por favor antes de que los levante a pata”.
 
En las últimas imágenes del vídeo quedó registrado, además, cómo este guardia no solo agredió verbalmente a uno de los dos hombres sino también, físicamente, propinándole un golpe.

Caso de discriminación en Cartagena 

A inicios de este año, en Cartagena, se presentó uno de los 15 casos de discriminación a la población LGBTI en sitios hoteleros registrados en la región, desde el 2009. Se trató de Rafael Yánez, procedente de Medellín que, junto a su novio de nacionalidad holandesa, fue a pasar sus vacaciones en el hotel Holiday Inn Morros al norte de la ciudad. La pareja recibió una agresión al darse un beso en la piscina del alojamiento, donde se encontraban junto a sus familias, luego vino el gerente del hotel y les ordenó separarse en vista de que sus expresiones de cariño incomodaban a los huéspedes. 

Diego Sierra, familiar de la pareja, explicó en Caracol Radio que los dos hombres no realizaron actos obscenos o comportamientos distintos a solo estar juntos, lo cual representa una fuerte agresión a la comunidad LGBTI. Entretanto Yánez, uno de los afectados en el hecho, indicó estar sorprendido: “Para mí es un irrespeto porque no se nos dan los derechos, nosotros no estuvimos haciendo nada obsceno, de pronto nos dimos un beso que es algo normal, pero no estábamos haciendo nada irrespetuoso con nadie. No sé en qué momento algún huésped consideró que estábamos haciendo algo irrespetuoso”, manifestó el hombre, quien reside en Estados Unidos, a la cadena radial.

Caso en Bogotá 

Durante el 2014 se conoció un caso de discriminación a una pareja gay que se besó dentro del centro comercial Avenida Chile de Bogotá. Ambos iban de la mano y eso bastó para que dos guardias del establecimiento les pidieran retirarse. "Ustedes no pueden estar haciendo este espectáculo y poniendo en vergüenza al centro comercial", justificó uno de los vigilantes, mientras el otro remataba preguntándoles: "¿Por qué tienen que hacer esto acá, si tienen las esquinas y la clase de bares donde llaman a la gente como ustedes?".

El 27 de febrero de ese año se realizó una besatón frente al centro comercial Avenida Chile, en Bogotá, en el que se rechazó la discriminación contra manifestaciones afectivas por parte de personas del mismo sexo.