Chocó, en alerta por amenazas de las Farc

El grupo guerrillero emitió un comunicado en el que informan que harán un paro armado.

El defensor del pueblo, Volmar Pérez, le pidió a las autoridades regionales adoptar urgentes medidas de protección para garantizar la movilidad y seguridad de los habitantes de Chocó ante el anuncio de las Farc de que implementarían un paro armado en la región.

A través de un panfleto, el grupo guerrillero comenzó a restringir desde este jueves (y dice que durante una semana) la movilización de cargas y pasajeros en las carreteras Medellín-Quibdó, Quibdó-Pereira, Quibdó-San Juan,  como también en los ríos Atrato y San Juan.

El panfleto circuló el 28 de febrero de 2012 en el municipio de Juradó, en el que el frente 57 de las Farc - Bloque Iván Ríos - señala que declara un paro armado del 1 al 8 de marzo, prohibiendo la movilidad de la población por vía fluvial, terrestre y aérea en los municipios de Riosucio, Carmen del Darién, Unguía, Acandí, Bahía Solano, Bojayá, Juradó, Murindó, Medio Atrato y Vigía del Fuerte, ubicados en la cuenca del Atrato.

El coronel Jorge Romero, comandante de la Brigada 15 del Ejército, anunció que se reforzarán los controles en vías y afluentes para garantizar la seguridad en el departamento y aseguró que la medida de las Farc “busca sembrar el temor en la población para coartar la libre movilización y afectar los derechos humanos”.

Por su parte, los representantes de las empresas de transporte que operan las rutas entre Risaralda y Chocó cancelaron los viajes.

Al respecto, el alcalde de Riosucio, Cecilio Moreno, aseguró a Caracol Televisión que cerca de 100 mil habitantes de siete municipios del bajo Atrato no se han podido desplazar por el río debido a las amenazas del grupo guerrillero.

Temas relacionados