El Plan Cauca: ¿Una promesa a medias?

Los gobiernos nacional y departamental firmarán este sábado el 'Contrato Plan', un compromiso adquirido desde el año pasado.

El gobernador del Cauca, Temístocles Ortega, acompañado del presidente, Juan Manuel Santos y el ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras.
El gobernador del Cauca, Temístocles Ortega, acompañado del presidente, Juan Manuel Santos y el ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras.

Alcalde de Toribío, uno de los municipios más afectados por el conflicto armado, dice que el dinero apuntará a suplir la infraestructura de los tratados comerciales y no a cubrir las necesidades básicas de los caucanos.

En junio del año pasado, cuando los pobladores del municipio de Toribío se rebelaban contra la presencia de grupos armados legales e ilegales en sus territorios, a esa zona del Cauca llegó el presidente Juan Manuel Santos, para realizar un Consejo de Ministros y ratificar, junto a la Gobernación del Cauca y frente a la comunidad, que en el norte del departamento se iban a invertir más de $500.000 millones en proyectos para el desarrollo de toda la región.

“Hemos venido aquí para decirles que el Gobierno no los ha olvidado ni los olvidará. Aquí hemos tenido una sesión del gabinete, como lo hicimos en el Catatumbo y en San Vicente del Caguán. Y hemos venido a discutir los proyectos para el Cauca y para Toribio. Vamos a hacer un programa que se llamará ‘El Plan Cauca’ para invertir recursos cercanos al medio billón de pesos en obras de inversión social”, dijo en ese entonces el jefe de Estado.

Pasaron seis meses y por fin este sábado, en el municipio Padilla, el primer mandatario, los ministros y el gobernador del Cauca, Temístocles Ortega, junto a los alcaldes del norte del departamento, firmarán el ‘Contrato Plan’ que, entre otros proyectos, pretende realizar una línea férrea entre Santander de Quilichao y Yumbo (Valle), acondicionar las principales vías de los 13 municipios de la región y construir una terminal de transportes y un hospital nivel 3 para estas comunidades.

Dentro de esos 13 municipios está Toribío, a donde llegará el ‘Contrato Plan’ con un proyecto destinado al acueducto y el plan de saneamiento básico para la población. Frente a este acuerdo, el alcalde de la localidad, Ezequiel Vitonás, expresó que aunque los proyectos contemplados en el contrato beneficiarán a su comunidad, no cumple las necesidades básicas insatisfechas. La inversión total del ‘Contrato Plan’ en el norte del Cauca será de $622.000 millones, de los cuales la Nación aportará $500.000 millones, y entre la Gobernación y los municipios beneficiados el resto del dinero. Los municipios que hacen parte del proyecto estratégico serán Santander de Quilichao, Buenos Aires, Suárez, Puerto Tejada, Caloto, Guachené, Villa Rica, Corinto, Miranda, Padilla, Jambaló, Caldono y Toribío.

Sin embargo, Vitonás hace énfasis en la meta de los recursos. “La mayor parte de los recursos se han centrado para responder a las necesidades de los tratados comerciales. Para Toribío tenemos lo de saneamiento básico. Sobre vías terciarias no hay ningún recurso destinado. Tenemos 150 kilómetros en vías destapadas y para eso no hay nada en el ‘Contrato Plan’. Tampoco para los 17 puentes que fueron destruidos por las avalanchas, y nada para las cerca de 3.000 viviendas afectadas por la ola invernal y el conflicto armado. Yo diría que es un buen avance, pero todavía se concentran bastante los recursos en las ciudades más importantes, mientras los municipios pobres siguen siendo marginales”, dice Vitonas.

Este proyecto estratégico para el Cauca, según el Plan de Desarrollo 2012-2015, le apunta a reducir la pobreza extrema del departamento que medida en ingresos entre 2002 y 2010 pasó de 24,5% a 35,9%, lo que significa que en ese último año 470.000 caucanos no pudieron cumplir con los requerimientos nutricionales mínimos de subsistencia.

Igual tendencia siguió el porcentaje de personas en situación de pobreza, que pasó de 58,2% a 64,3%, es decir que dos de cada tres caucanos es pobre, cuando a escala nacional se redujo la incidencia de este fenómeno y, en 2010, 9 de cada 20 colombianos es pobre.

En ese sentido, el secretario de Planeación del Cauca, Daniel Luna Fals, insiste en que el ‘Contrato Plan’ es ambicioso, pues también contempla ejecutar proyectos de desarrollo rural y promover e incentivar la actividad agrícola y pecuaria, planes viales que favorezcan el desarrollo de los municipios y que cubran otras necesidad básicas (agua potable y saneamiento básico, educación, salud, atención integral a la familia y a las víctimas por el conflicto armado).