Publicidad
Nacional 5 Feb 2013 - 7:30 pm

Por efectos del cambio climático

Aumentan casos de dengue y malaria en el país

Brotes de estas dos enfermedades en Antioquia y Risaralda tienen en alerta a las autoridades.

Por: Redacción Vivir
  • 3Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/nacional/articulo-403124-aumentan-casos-de-dengue-y-malaria-el-pais
    http://tinyurl.com/aq2e65c
  • 0
El dengue se transmite a través de la picadura de algún mosquito de la especie Aedes infectado por el virus del dengue. / Archivo

Medellín está en alerta por el aumento de los casos de dengue en el primer mes del año: se han registrado 97 (uno de dengue grave), lo que representa un crecimiento del 36% frente al mismo periodo de 2012, cuando se notificaron 62.

Raúl Rojo, director de Factores de Riesgo de la Secretaría de Salud de Medellín, asegura que pese a que departamentos como Valle, Tolima, Huila y Santander presentaron en 2012 un incremento en el número de pacientes con dengue, Antioquia mantuvo la situación estable. Sin embargo, en lo que va del año, los casos detectados en Antioquia aumentaron en un 75%. Medellín concentra la mayoría, pero el panorama en los municipios de Bello, Itagüí, Dabeiba y Puerto Nare preocupan a las autoridades. “Lo que viene es una epidemia. Seguramente vamos a volver a afrontar un periodo como el de 2010, cuando Antioquia registró 19.000 casos (18.000 de ellos en Medellín)”, aseguró el funcionario y añadió que en la Secretaría están haciendo todo un proceso de educación para que los ciudadanos eliminen los criaderos de su casa o sitios de trabajo. “Si no hay criaderos, no hay zancudos y si no hay zancudos, no hay dengue”, concluyó.

El departamento de Risaralda también atraviesa una situación similar: en lo que va del 2013 se han reportado 117 casos de malaria.
Lina Rendón, secretaria de Salud de Risaralda, dijo que el brote de malaria en el departamento se concentra en Pueblo Rico (noroccidente). La mayoría de pacientes llegaron de zona rural de Chocó a ser atendidos en el municipio.
Según Rendón, la oleada de calor que afecta a varias zonas del país puede ser la causante de la proliferación del mosquito Anofeles, responsable de transmitir la enfermedad. La funcionaria espera que la jornada de fumigaciones que vienen adelantando y la entrega de toldillos a los campesinos (con el fin de evitar que el mosquito entre a las habitaciones y pique en las noches, cuando es más común) logre disminuir su presencia “poco preocupante” hasta el momento.

Iván Darío Vélez, director del Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales, PECET, de la Universidad de Antioquia, explica que enfermedades como la malaria o el dengue son transmitidas por mosquitos que se reproducen, sobre todo, en épocas de sequía con episodios de lluvia, como ocurre en la actualidad: “al llover se acumula agua y cuando está caliente el mosquito nace”.

Las condiciones meteorológicas de los últimos días son propicias para que haya brotes de las enfermedades, dice Vélez, y agrega que hay una relación directa entre el número de mosquitos y su transmisión: “Cuando hay más, se transmiten más”.

Respecto al caso de Medellín, el doctor afirma que el cambio climático en la principal causante de brotes de dengue: “La temperatura de la ciudad ha aumentado desde hace 20 años. Eso hace que tierras que antes eran muy frías para el mosquito, ahora son aptas para que su reproducción”.

El director del PECET considera que hay otros factores poco analizados que también podrían explicar la situación. Por un lado, el aumento de migraciones nacionales e internacionales propicia la transmisión entre países y regiones en las que el dengue o la malaria no son comunes. Por ejemplo, según Vélez, Risaralda no es un departamento en el que la malaria sea significativa, pero el número de personas que llegan del Chocó ponen a la región en riesgo. “Las enfermedades se están transportando y se están creando nuevos focos”, añade.

Otro punto importante es la guerra: “En los países que tienen un conflicto, los programas de prevención de enfermedades se frenan ya que la situación de orden público impide la entrada de personal médico, vacunas y proyectos de sensibilización”, expresa Vélez.

Asimismo, la premura con que se atiende en los centros hospitalarios evita que se haga un adecuado diagnóstico de estas enfermedades: “Lo que está pasando en la consulta regular es que la persona llega con fiebre y dolor de huesos, se le prescribe un simple analgésico y no se busca el dengue como una posibilidad del diagnóstico”, denuncia el doctor.

El dengue alerta al mundo

 

La Organización Mundial de la Salud señaló recientemente que el dengue es la enfermedad tropical de mayor propagación y supone una amenaza de pandemia: afecta a 50 millones de personas de más de 125 países. Se estima que hay entre 2.000 y 2.500 millones de personas en riesgo de infectarse por la enfermedad, sobre todo en Asia y en América, aunque Europa y Estados Unidos no se escapan.

El dengue se transmite a través de la picadura de algún mosquito de la especie Aedes infectado por el virus del dengue. Este suele vivir en aguas limpias y se caracteriza por ser de transmisión urbana y domiciliar.

Los síntomas aparecen entre 3 y 14 días después de la picadura, y la persona puede experimentar fiebre, dolor en los músculos y en los huesos. Las mujeres embarazadas, los niños y ancianos son particularmente vulnerables.
 

  • 3
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio