"Minas antipersona asesinan y ponen en riesgo a los niños en el Putumayo": Rivera Flórez

El representante a la Cámara denunció que en el último año se han presentado 30 incidentes en su departamento.

El representante a la Cámara, Guillermo Rivera Flórez, reveló este viernes que en el último año se han presentado 30 incidentes con minas antipersona en Putumayo, que ha dejado muertos o heridos, entre ellos menores edad.

El congresista del Partido Liberal dijo que de acuerdo con el balance que tiene la Fiscalía regional en el Putumayo desde el 31 de marzo de 2012 al 8 de marzo de 2013 resultaron afectadas 38 personas en esta región del país con este tipo de artefactos instalados por los grupos al margen de la ley.

“En ese período murieron 21 personas, entre ellos 18 civiles, (2 menores de edad y 16 adultos), así como 3 miembros de la fuerza pública. Entre tanto resultaron heridas 17 personas, 8 civiles, (4 menores de edad y 4 adultos), así como 9 miembros de la Fuerza Pública”, reveló Rivera Flórez.

El Representante a la Cámara (@riveraguillermo) dijo que “Puerto Asís es el municipio de Putumayo en el que más casos se presentaron con la acción de minas antipersona en el último año con 17, Puerto Leguízamo 8, San Miguel 3, Valle del Guamuez 1 y Orito 1”.

Según Rivera Flórez, lo más preocupante es la afectación a menores de edad que están matriculados en los colegios internados rurales, frente a lo cual demandó una actuación de emergencia del Ministerio de educación.

En el mismo sentido, el Representante liberal llamó la atención sobre la crítica situación que se está presentando en el municipio de la Hormiga porque los padres de familia de los 330 niños que asisten a la escuela central de esa localidad dejaron de ir a sus clases porque la estación de policía contigua a la institución educativa fue amenazada.

El congresista Rivera Flórez pidió a los Ministerios del interior y educación buscar una solución de emergencia que permita trasladar la estación de policía de ese lugar y salvaguardar los derechos de los niños a la vida y a la educación. Recordó además, que el derecho internacional humanitario consagra la obligación de ubicar las bases militares en lugares que no pongan en riesgo la vida de los civiles.