Asesinan a líder social en una vereda del Putumayo

Guillermo Veldaño fue abordado en su propia casa por dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta y le dispararon en seis ocasiones.

Guillermo Veldaño. Twitter: @marchapatriota

Sicarios que se movilizaban en motocicleta le quitaron la vida a otro líder social en el sur del país en las últimas horas. Esta vez se trata de Guillermo Veldaño, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda de Buenos Aires, ubicada en el corregimiento de Puerto Vega del municipio de Puerto Asís (Putumayo). El hombre también pertenecía al movimiento Marcha Patriótica y también integrante del Sindicato de Trabajadores Campesinos Sincatfromayo, de Fensuagro.

Información preliminar señala que los sujetos llegaron a las 12 del mediodía de este lunes hasta la casa de Veldaño y le propinaron seis tiros en la cabeza. Una comisión de derechos humanos se desplazó hacia el lugar de los hechos. (Lea: Naciones Unidas da detalles sobre violencia contra líderes sociales en el país)

Según las organizaciones sociales de la región, del corredor puerto Vega Teteye, la zona está siendo azotada por los grupos neoparamilitares, que vienen incrementando su accionar en el último semestre. Además de las acciones paramilitares, la comunidad denuncia una fuerte militarización, así como las operaciones petroleras de varias empresas que operan en el departamento y que han provocado fuertes daños en los ecosistemas y en las fuentes de agua que surten los acueductos veredales.

El pasado fin de samana la Comisión de Interlocución del Sur de Bolívar, Centro y Sur del Cesar, denunció el asesinato del líder social Eder Magones en zona rural de Tiquisio (Bolívar). El  jefe comunal hacía parte de la Junta de Acción Comunal en el sitio conocido como La Quebrada de la Zorra de aquel municipio.

El asesinato de Vedaño prendió las alarmas para los líderes sociales de la región y, de ser por motivos políticos, se uniría a la seguidilla de homicidios que se han presentado en contra de líderes sociales y de izquierda en las últimas semanas.

Precisamente, sobre este asunto la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos envió una alerta por lo que consideró como una “una violencia persistente en contra de las personas que ejercen la labor de defensa de los derechos humanos en el país, en particular de quienes habitan zonas rurales”.

Este pronunciamiento de la organización se hizo teniendo en cuenta que hasta el pasado 30 de noviembre se habían monitoreado en terreno 35 amenazas y 52 homicidios en contra de líderes y lideresas defensoras de los derechos humanos. Otros informes aseguran que la cifra de líderes asesinados llega a los 70.

Temas relacionados