Cerrejón podría afrontar huelga de trabajadores

Tras semanas de negociaciones para la firma de la nueva Convención Colectiva de trabajo, la carbonera no pudo llegar a acuerdo con los empleados.

Los días están contados para que cerca de 12 mil trabajadores de El Cerrejón, decidan si salen a huelga. Su malestar se debe a que luego de 40 días de negociación con la carbonera, para la firma de la nueva Convención Colectiva de trabajo, no pudieron llegar a un acuerdo. El tire y afloje implica que una de las minas de carbón a cielo abierto más grande del mundo, podría paralizarse durante los primeros días de febrero, como le dijo a este diario, Igor Díaz, presidente del sindicato Sintracarbón.

El aumento de sus ingresos y mejoras en las condiciones de salud, transporte y educación, hacen parte del pliego de peticiones que fue radicado el pasado 30 de noviembre por una comisión de Sintracarbón. Sin embargo tras varias reuniones, la empresa presentó una oferta final con 11 puntos, que aunque recoge los planteamientos iniciales, no cumple las expectativas de los trabajadores. A esta hora, según Díaz, por lo menos el 50% no acepta el ofrecimiento. La opinión del resto de conocerá esta semana y determinará si se inicia un proceso de votación para salir a huelga. De lo contrario, el Sindicato firmaría la nueva Convención Colectiva.

Pero son varios los puntos que no satisfacen a los empleados. El más notorio tiene que ver con el aumento del salario. Mientas El Cerrejón ofrece un aumento del 5%, los trabajadores se mantienen en que debe ser mínimo del 7%, “teniendo en cuenta las ganancias operacionales de la carbonera”, como señala Díaz. Otra cosa dice la empresa: a través de un comunicado, en el que presentó su oferta aseguró que ésta “representa un esfuerzo económico importante, dada la situación que desde hace varios meses afronta la industria del carbón, por la continua y significativa reducción de los precios en el mercado internacional y el aumento considerable en los costos de producción”.

Lo cierto es que si hay huelga en El Cerrejon, la empresa tendría millonarias pérdidas, sin contar con los recursos que se dejarían de percibir en el país por impuestos, regalías y pagos de nóminas. La carbonera estima que la suma asciende a $5.381 millones. Por eso en el mismo comunicado, la empresa advierte que “en caso de presentarse una huelga, ésta sería de duración y consecuencias impredecibles. Adicionalmente, se perderían todas las mejoras a los beneficios que están propuestas como parte de un acuerdo negociado sin huelga”.

Por ahora la última jugada de la carbonera para evitar la protesta no congrega a los empleados. “Esperamos es que El Cerrejón entienda que no estamos conformes y que pueden mejorar la oferta”, insiste Díaz. Así las cosas, las próximas semanas serán decisivas para la estabilidad de la carbonera.