Corte se pronuncia frente a caso de discriminación de colombiano en embajada británica

El alto tribunal determinó que se le violentó los derechos a "la igualdad e identidad étnica".

 La Corte Constitucional de Colombia le ordenó a la embajada del Reino Unido e Irlanda en Bogotá el reintegro de un exempleado suyo despedido en 2008, por haber incurrido en "actuaciones discriminatorias", informó este miércoles el tribunal.

Tras dar la razón al demandante, a quien la Corte tuteló los derechos a "la igualdad e identidad étnica", el tribunal ordenó a la embajada en su sentencia "que, en el término de 48 horas contadas a partir de la notificación de esta providencia, vincule al señor Darwin Ayrton Moreno a un cargo de igual o similares condiciones al que venía desempeñando".

En el documento, el ente encargado de velar por la Carta Magna en Colombia, aseguró que "la Embajada incurrió en actuaciones discriminatorias en contra del demandante ( )al acusarlo de hechos en relación con los cuales no tenían pruebas, y que estaban inescindiblemente relacionados con su identidad étnica y sus convicciones religiosas".

Al interponer la Tutela (Acción de Amparo) Moreno, relató que recibió comentarios por parte de sus compañeros de oficina, que descalificaban sus creencias ancestrales y religiosas y relacionmaban su cultura afrocolombiana con la práctica de la brujería.

El afectado trabajaba como asistente de visas y fue despedido en diciembre de 2012, luego de afrontar un "proceso disciplinario por razones directamente relacionadas con su identidad étnica y sus creencias religiosas".

La Corte afirmó en su sentencia que la sede diplomática "reconoció que sólo existían rumores" en contra de Moreno.

Con el fallo, la Corte revocó una sentencia proferida por otros tribunales administrativos que desconocían las pretensiones de Moreno.

En caso que la embajada no reintegre al demandante, la Corte ordenó al Ministerio de Relaciones Exteriores intentar "una aproximación diplomática directa".

Si esto ocurre, la Cancillería de Colombia deberá "iniciar las acciones jurídicas pertinentes ante los organismos internacionales, con el fin de que se protejan los derechos del demandante, y se sancione la conducta lesiva del Estado de Reino Unido e Irlanda del Norte", puntualizó el tribunal.

Temas relacionados