Cancillería rechaza uso excesivo de la fuerza contra colombianos en Venezuela

También se confirmó que dos colombianos fueron retenidos por los uniformados venezolanos y llevados al vecino país. Cancillería colombiana rechaza "uso desproporcionado de la fuerza por parte de uniformados venezolanos".

EFE

Este jueves, autoridades fronterizas denunciaron la muerte del colombiano Libardo Puentes, conductor de una trituradora colombiana que opera en el sector La Roca, zona rural de Cúcuta, que limita con el municipio Pedro María Ureña de Venezuela.

Al parecer, el ejército del vecino país habría pasado la frontera y matado al conductor y se habría llevado a otros dos colombianos para Venezuela.

De acuerdo con los propietarios de la empresa transportadora, ellos cuentan con todos los permisos del Ministerio de Minas de Colombia para operar en esta zona y en el país vecino.

Aún se desconoce la identidad de los dos colombianos retenidos y se espera respuesta del Gobierno venezolano.

La Cancillería colombiana, por su parte, emitió un comunicado exigiendo a las autoridades del vecino país  “iniciar cuanto antes una investigación para esclarecer los hechos y que se apliquen las sanciones a las que hubiere lugar. Así mismo pedimos a la Defensoría del Pueblo de Venezuela su intervención para que acompañe los derechos que asisten a las víctimas y a sus familiares”.

De acuerdo con la comunicación, funcionarios de la Cancillería y del Ministerio de Defensa viajaron a la zona para verificar las circunstancias en que se registró la situación: "Autoridades consulares de Colombia ya se trasladaron al lugar para coordinar los trámites de repatriación del cuerpo y brindar asistencia a sus familiares, así como a un segundo ciudadano colombiano privado de la libertad y quien ya se encuentra acompañado por el Cónsul de Colombia en San Antonio del Táchira".