Doblan recompensa por asesino de niña