Dos días de protestas

En Barranquilla el paro nacional agrario servirá para que campesinos, conductores del transporte público y trabajadores del sector salud salgan a las calles a protestar contra las reformas que adelanta el gobierno nacional y la inseguridad que se presenta en la capital del Atlántico.

El presidente seccional de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Javier Bermúdez, anunció que el lunes se concentrarán gremios de agricultores en diferentes puntos del departamento. En la iglesia Chiquinquirá, al suroccidente de la ciudad, se registrará una de las mayores aglomeraciones. Los labriegos del predio El Tamarindo —lote en donde se construirá parte de la Ruta del Sol—, quienes llevan más de 30 días refugiados en el templo, se unirán al paro para pedirles a las autoridades locales que los dejen vivir en el predio y dedicarse a la agricultura. 

La gran marcha se realizará el martes 20 de agosto, cuando a las 8 de la mañana trabajadores del sector salud, profesores y conductores del transporte público salgan del Cementerio Universal hacia la Alcaldía y luego a la Gobernación. 

Por otra parte, la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) anunció que no participará en el paro nacional porque detrás de la protesta hay intereses particulares que nada tienen que ver con el objetivo de las marchas. 

El secretario departamental del Interior (e), Edgardo Mendoza Ortega, señaló que se instalará una sala de crisis para monitorear y prevenir situaciones que afecten el orden público. En Sabanalarga, Baranoa y Soledad también podrían registrarse manifestaciones.

Temas relacionados