Publicidad
Nacional 20 Dic 2012 - 10:00 pm

Tras el rezago de la ola invernal del año anterior

El balance del gobernador de Cundinamarca

Álvaro Cruz cuenta cómo encontró el departamento, el cumplimiento de su plan de gobierno y se refiere a sus relaciones con el Distrito.

Por: Camilo Segura Álvarez
  • 19Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/nacional/el-balance-del-gobernador-de-cundinamarca-articulo-393569
    http://tinyurl.com/k55mo3h
  • 0
insertar
El gobernador del departamento, Álvaro Cruz. / Óscar Pérez

Luego de recibir un departamento con atrasos en sus proyectos viales a los que se sumaron los estragos de la ola invernal del 2011, el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, dijo que en el primer trimestre del próximo año comenzarán proyectos como la nueva vía al Llano, con la que espera impulsar el transporte de carbón. En entrevista con El Espectador, el mandatario habló del balance de su primer año de gestión y de sus planes para el 2013 (ver recuadros).

Cruz reiteró sus diferencias con el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, en temas como la visión estatal y la forma de intervenir el Hospital San Juan de Dios. Pidió a la administración distrital que asigne un porcentaje de agua en bloque, dada la estrecha relación de los municipios con la capital y que el alcalde no sólo se concentre en el desarrollo económico con el área metropolitana con miras a convertir a la ciudad en una de las zonas más atractivas de inversión en Latinoamérica.

¿Cómo encontró el departamento?

El departamento sufrió un gran deterioro en los últimos ocho años. Encontramos deudas, vías en muy mal estado, el rezago de la ola invernal y una crisis de salud estructural muy difícil de resolver. Pareciera que lo que se había logrado antes de 2003 se perdió. No había un norte, nada a largo plazo. El analfabetismo se duplicó en los últimos ocho años. La gente en su mayoría ha desmejorado su calidad de vida. De los 116 municipios, sólo 14 los encontré autosuficientes y 99 que se consideraban inviables. Hay 35 municipios por debajo de la línea de pobreza.

La Ruta del Sol

Los tramos dos y tres de la Ruta del Sol van a toda marcha. Una parte del primer tramo tiene problemas de licencias ambientales y se ha comprobado que las fallas geológicas que hay allí van a dificultar el mantenimiento de la vía. Lo más preocupante de ese tramo es que el proyecto con el que fue diseñado la vía no nos permite cambiar el trazado. Ahí necesitamos la ayuda del Gobierno Nacional. Por eso, no podemos decir la fecha en que la Ruta estará lista.

Malla vial

A partir de 2004, cuando liquidaron las asociaciones de municipios, las vías terciarias y secundarias del departamento se quedaron sin una estrategia de mantenimiento. Y si a eso se le suma la emergencia invernal, el panorama es un desastre. Por eso, en 2012 comenzamos a contratar con los municipios el mantenimiento y le estamos dando a los municipios equipos; un total de 58 máquinas hasta el momento, para ese propósito.
Y la malla vial departamental la estamos tratando a partir de dos estrategias. La primera es por medio de concesiones que ya teníamos para hacer el mantenimiento . Y la otra, con los recursos de Colombia Humanitaria, sacar adelante siete obras mayores en vías departamentales.
Nuestra gran apuesta son las Asociaciones Público Privadas. A partir del primer trimestre de 2013 ya estaremos en etapas de factibilidad de las obras. Entre ellas, la nueva vía al Llano, la vía Briceño-Caparrapí que interconecta con la Ruta del Sol, y eso le dará un impulso al transporte de carbón, entre otras. Mi ilusión es dejar el plan víal, que supera los dos billones de pesos, casi terminado.

Ciudad región

Tenemos diferencias con lo que piensa el Distrito capital, que está tras de un acuerdo regional al detal, es decir, hacer negociaciones con los municipios uno a uno. La administración actual está muy enfocada en el área metropolitana. Eso no es sano ni es lo que necesita la región. Nosotros estamos retomando los conceptos de la Mesa regional Bogotá-Cundinamarca, y para ello hemos hecho que 19 municipios de la Sabana articulen entre sí los planes de desarrollo, para facilitar el tema de regionalización. Si no encontramos eco en Bogotá, tristemente, nos quedaremos cortos en nuestra idea de volver a Bogotá y Cundinamarca una de las zonas más atractivas de inversión en Latinoamérica.
Petro tiene una visión de Estado que no es la misma mía. Tenemos disensos, pero todo ha sido dentro de la altura y la cordialidad que debe tener esta relación.

San Juan de Dios

Es un tema que está en el plan de gobierno del alcalde y en el que compartimos los fines, pero no los métodos. La Secretaría de Salud del Distrito está utilizando un camino que se aparta de la Constitución y la ley. Propongo que no nos alejemos de lo que dijo el Consejo de Estado, y es que la propiedad del San Juan de Dios y el Materno infantil son de Cundinamarca. La administración distrital tomó una parte del San Juan sin tener en cuenta eso.
Yo he propuesto que todas las negociaciones se den dentro de la mesa de concurrencia que dirige la Procuraduría y en la que estamos Gobierno Nacional, Distrito y Gobernación. He planteado varias opciones de negociación teniendo en cuenta que todo el San Juan está en un proceso de liquidación, por lo tanto, cualquier decisión fuera de la mesa podría conducir a investigaciones disciplinarias y penales.
El Distrito nunca ha ejercido tenencia del predio. Cuando en 2006 la mesa de concurrencia pidió que cualquier entidad o persona que reclamara derechos sobre el predio lo manifestara, Bogotá nunca dijo nada. Por lo tanto, al no haberlo manifestado, no tiene ningún derecho sobre el predio.
No estoy dispuesto a ceder el San Juan a Bogotá. Mi propuesta es que le vendemos el predio siempre y cuando nosotros quedemos exonerados de responsabilidades futuras, de pasivos prestacionales o pensionales. Pero el Distrito no acepta eso.

Agua en bloque

La competitividad, más que el departamento, se ve afectada con la decisión del distrito. Aquí lo que se pretende es que, mediante decreto, nadie pueda tener vivienda en los municipios aledaños y eso es imposible si tenemos en cuenta que Bogotá no está ofreciendo vivienda de interés prioritario. La ciudad tiene una gran presión, porque los ciudadanos de los municipios aledaños tienen su vida en Bogotá y la vivienda se está demandando día a día.
Bogotá lo que pretende es ejercer la ocupación del territorio ,haciendo uso de una posición dominante de la Empresa de Acueducto de Bogotá. La ocupación del territorio es un derecho de los municipios.
Lo que pido es que haga una asignación de agua en bloque a los municipios, teniendo en cuenta su población, su crecimiento en los próximos 30 años y su relación con el Distrito.

Mondoñedo y Bogotá

Desde el año 2003 lo que dispusimos es que los desechos de 80 municipios de Cundinamarca fueran a dar al Nuevo Mondoñedo, que hoy es un ejemplo en el tratamiento de lixiviados y no tiene mayor capacidad. Por eso, es que no podemos decirle a Bogotá que puede llevar basuras allá, estaríamos desbordando su capacidad, además los municipios no están de acuerdo y no tenemos otro botadero en trámite o funcionando.

Gina Parody

Tenemos una excelente relación. Su labor ha sido fructífera. Nos ha ayudado mucho en Soacha, la construcción del Cazucable, de un hospital, de un megacolegio, megaproyectos de vivienda. También en movilidad, Transmilenio Bosa-Soacha está andando. Le he pedido ayudar para meter en el departamento con más fuerza el programa de Jóvenes en acción, con el SENA, y ella, además ha mostrado la mejor disposición. No me puedo quejar de su trabajo, ha sido muy beneficioso para nosotros.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 9
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio