Publicidad
Nacional 7 Mar 2016 - 11:59 pm

Dice la secretaria de la Mujer de Bogotá

“El Día de la Mujer tiene que ir más allá de flores y chocolaticos”

El maltrato intrafamiliar, los salarios desiguales y los manoseos en el transporte público son tan solo algunas de las acciones que prueban, según Cristina Vélez, que las mujeres tienen que seguir luchando por su reivindicación.

Por: Laura Dulce Romero
En Twitter: @lauradulcero
  • 2324Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/nacional/el-dia-de-mujer-tiene-ir-mas-alla-de-flores-y-chocolati-articulo-620825
    http://tinyurl.com/z483hzn
  • 0
insertar
Cristina Vélez, secretaria distrital de la Mujer. / Cortesía Secretaría de la Mujer

¿Cómo hacer para que en un día se hagan visibles las luchas de las mujeres? En la misma pregunta está el problema, pues no se trata de lograrlo en una fecha determinada, sino de mostrarlo todo el tiempo para tenerlo presente en cada una de nuestras acciones, en todos los ámbitos. O eso cree Cristina Vélez, secretaria Distrital de la Mujer, quien en tres meses, desde que se posesionó el alcalde Enrique Peñalosa, ya tiene claro sus estrategias: fortalecer la atención a las víctimas, apostarle a la prevención, incentivar la participación femenina y reducir los embarazos no deseados.

¿Qué se debe reivindicar en este día?

El 8 de marzo muchas veces se ha usado con fines comerciales o publicitarios, pero la idea esta vez es trascender ese mensaje, que es un poco cliché, y llegar al corazón, que es la defensa de los derechos de las mujeres. La estrategia que estamos proponiendo es una campaña en la que cada uno desde su ámbito se comprometa en un aspecto concreto. Por ejemplo, yo defiendo los derechos de las mujeres como funcionaria, generando condiciones para la equidad. Esta fecha tiene que ir más allá de flores y chocolaticos. Se debe trabajar con acciones concretas.

¿Por qué luchan las mujeres hoy?

Yo creo que las causas de las mujeres nos llevaron a una de las luchas pacíficas más importantes del siglo XX. Pero todavía hay muchas brechas en las que hay que trabajar en nuestra época. Solo laboralmente, un hombre gana 12% más que una mujer, a pesar de tener el mismo puesto y mismas condiciones. En términos de violencia estamos frente a cifras alarmantes. En Bogotá, 7 de cada 10 asesinatos de mujeres son presuntos feminicidios, es decir, perpetuados por las parejas o exparejas. Se ejecutan por el hecho de ser mujer.

El machismo es visible con estos hechos, ¿pero hay otros más sutiles y que pasan desapercibidos?

Sí, claro. Incluso las mujeres que estamos en posición de privilegio nos enfrentamos a micro machismos todo el día. Están muy presentes en nuestros ámbitos: el piropo sucio callejero, el estrujamiento en Transmilenio o frases como “calladita te ves más bonita”. Y creo que ese es un tema que hay que trabajar desde la base, desde la formación de los niños y niñas, en una cultura de equidad y tolerancia.

Es decir, un asunto de educación…

Sí. Hoy nos encontramos con que mucha gente confunde el machismo con el feminismo. El feminismo es la lucha por la igualdad, mientras que el machismo es lo que ataca esa meta a la que se quiere llegar. La igualdad es buena para todo el mundo, no solo para las mujeres. Nos beneficiamos todos en muchos ámbitos: familiares, económicos y políticos, entre otros.

¿Cuáles serán sus estrategias de trabajo para enfrentar todas esas problemáticas?

Tenemos tres frentes estipulados en el plan de desarrollo distrital. El primero es la inhibición de la violencia contra las mujeres para tener una ciudad más segura. Dentro de esa estrategia está el fortalecimiento de toda la ruta de atención de los casos de violencia y la adecuación de espacios públicos más seguros, más iluminados, donde uno pueda transitar sin problema. El segundo frente es el cierre de brechas en las oportunidades de trabajo y los asuntos políticos, porque queremos incentivar la participación de la mujer en diferentes campos, desde las Juntas de Acción Comunal hasta las elecciones parlamentarias. Y el tercer frente es la creación de oportunidades para la postergación de la maternidad y la paternidad temprana. Eso en plata blanca significa la lucha contra el embarazo adolescente, que pasa por el proceso anticonceptivo. Transversal a todo eso está, por supuesto, la lucha contra el machismo.

¿Cómo ve la lucha contra la violencia de género en el país?

Bogotá ha marcado la parada en el tema de atención a víctimas de la violencia de género y eso está muy bien. Pero creo que tanto en la ciudad como en el resto del país si no hacemos nada por la prevención, no vamos a llegar a ninguna parte. De nada nos sirve ser los mejores en atender los casos de violencia, si no tenemos un trabajo fuerte en prevención, que tiene que ir más allá de endurecer las penas y garantizar el acceso a la justicia. Eso es importantísimo, no me vaya a malinterpretar, pero creo que hay que evitar tener que llegar a la violencia.

Uno de los grandes problemas es que las mujeres no denuncian...

El año pasado tuvimos más de 17.000 denuncias. Eso es como medio Estadio El Campin. Sin embargo, nuestros estimativos dicen que podrían ser 51.000, es decir, un estadio y medio lleno de potenciales víctimas. Lo que creemos es que no denuncian porque no conocen las rutas para hacerlo, ni los acompañamientos que existen para ellas, como el jurídico o el psicológico. En eso estamos trabajando.

¿Qué actividades realizarán hoy para conmemorar el Día de la Mujer?

Uno de los frentes de atención a mujeres víctimas es la Línea Púrpura distrital, una línea telefónica en la que enfermeras, psicólogas y abogadas atienden a mujeres que tienen preguntas sobre violencia o salud sexual reproductiva. Estábamos recibiendo un promedio de siete llamadas al día. Queremos aumentar esa cifra y que las empresas asuman su rol de corresponsabilidad frente a los derechos de las mujeres. Una compañía de esmaltes decidió ayudarnos a difundir, a través de uno de sus productos, la Línea Púrpura. Todo financiado por ellos. Es una alianza bonita, porque uno usualmente entrega un papel y eso se tira a la basura, pero el esmalte es un bien duradero que se puede intercambiar y que podría llegarle a alguien que esté necesitando ayuda y no sepa cómo acceder a ella.

 

Relacionados

inserte esta nota en su página
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$423.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio