El falso brujo fue condenado

El Hermano David, quien desde 1992 se dedicaba a estafar personas con falsos embrujos y servicios esotéricos, fue condenado a ocho años y seis meses de prisión.

Francisco Antonio Gómez Cardona./Fiscalía
Francisco Antonio Gómez Cardona./Fiscalía

Fue capturado Francisco Antonio Gómez Cardona, alias El Hermano David, en La Dorada (Caldas) el pasado 8 de septiembre. Era requerido por el Juzgado Primero de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Tunja (Boyacá), debe pagar condena después de que se le encontrara culpable de engañar a varias personas en diferentes municipios del país.

Alias El Hermano David, de 59 años, presenta múltiples anotaciones judiciales por fraude y falsedad en documento privado, por hechos en los que engañaba a personas a las que se les pedía que vendieran o entregaran sus propiedades a cambio de beneficios esotéricos y fue condenado a ocho años y seis meses de prisión por el delito de estafa.

Se han identificado víctimas en los municipios de Pamplona, Herrán y Cúcuta (Norte de Santander); Bucaramanga y Málaga (Santander); Marquetalia y Manzanares (Caldas); Tunja y Puerto Boyacá, (Boyacá); Granada (Meta) y en la capital de la República. Según información de la Fiscalía, el falso brujo se dedicaba a este oficio desde 1992.

El ente de control informó que Francisco Gómez hasta ahora tiene casi 16 demandas en curso y que la mayoría de los casos se presentaron en Tunja (Boyacá). Sus víctimas predilectas eran mujeres divorciadas o viudas, a quienes les solicitaba vender sus propiedades a cambio de embrujos.

Las autoridades han tenido problemas a la hora de recolectar la información del caso, ya que en algunos de los pueblos en los que El Hermano David cometía sus delitos, las fiscalías registraban las denuncias de forma manual, por lo tanto no existe información en el sistema de la Fiscalía. En estos momentos, diferentes funcionarios están en la labor de llamar a cada una de las sedes para recolectar más datos sobre el individuo.